Domingo Julio 23, 2017

AUNQUE PESE

 

CRISIS DE GOBIERNO.- El propio secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, ha calificado la situación que vive México tras la matanza de Iguala como “la crisis más grave que ha vivido este Gobierno” y es cierto.

Se vive una severa crisis de derechos humanos, seguridad pública, política y social, incluso el ámbito económico, bastión de la fortaleza estructural del país, se ve hoy amenazado por la falta de crecimiento y los bajos precios del petróleo.

A nivel internacional llueven las críticas a la administración del presidente Enrique Peña Nieto, porque su gobierno no ha mostrado destreza ni eficacia para enfrentar la crisis, ahora mismo el Ejecutivo se dispone a salir del país este fin de semana, viajar por una semana al Asia.

No hay, hasta el momento, instancia de gobierno federal, estatal o local que dé respuesta a las exigencias sociales en torno a los normalistas de Ayotzinapa, ni tampoco de parte de los integrantes de los poderes Legislativo y Judicial o de los partidos políticos, todos tan responsables de la situación que hoy se vive como el Ejecutivo.

Ni siquiera de parte de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, cuyo titular Raúl Plascencia Villanueva busca primero mantenerse en el cargo antes de cumplir con su obligación de defender los derechos humanos de los mexicanos, nunca tan lastimados como a los largo de sus casi cinco años al frente de la institución creada para defender a los ciudadanos de los abusos del poder.

Esta es la triste realidad que hoy vive México y que se ve se mantendrá con gran efecto en los comicios del 2015. ¿Podrá el gobierno federal salir airoso de esta dura prueba?

SUSUSRROS.- Otro lastre para el país, ejemplo también de la brutalidad institucional irrespetuosa de los protocolos de actuación, es el caso de Tlatlaya, estado de México. Las detenciones y procesos hasta hoy iniciados para esclarecer la muerte de 22 presuntos delincuentes de manos militares dejan mucho que desear, sobre todo por la clara intención de dejarlo todo en los bajos mandos del operativo de junio pasado sin tocar a los superiores que dieron la orden...  Como si los mexicanos nos chupáramos el dedo quieren hacer creer que el Jefe de Gobierno capitalino gobierna desde el hospital tras una operación el pasado viernes a corazón abierto en el Hospital Ángeles. Dicen sus allegados que Miguel Ángel Mancera, desde su cama de terapia intensiva, primero, y de la de terapia intermedia después, da instrucciones para que la metrópoli marche, si así fuera sería una irresponsabilidad o hasta negligencia médica permitirlo… Incierto el futuro del llamado Comité Promotor del Polo Progresista y Ciudadano anunciado por René Bejarano con la participación de figuras de la izquierda como Marcelo Ebrard, Luis Miguel Barbosa o Alejandro Encinas. Se suman petistas y del Movimiento Ciudadano, pero ¿a dónde podrán llegar?

Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.">salvadormartíEsta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Imprimir       Correo electrónico

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Aunque Pese