Domingo Noviembre 19, 2017

AUNQUE PESE

Culpa el culpable Chong.- Muy fácil resultó para el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, decir que la reciente balacera en un palenque del municipio de Cuajimalpa, Guerrero, con 12 muertos y siete lesionados fue culpa de los exgobernadores Ángel Aguirre y Rogelio Ortega.

 

Para el titular de Gobernación, la inseguridad pública y violencia que vive Guerrero se debe a que en las administraciones de Aguirre y Ortega  “no se formaron instituciones, no formaron nuevos policías, no los capacitaron y no había controles de confianza, por lo que era muy difícil tomar la acción” que correspondía.
 
Quizá Osorio olvida que él es el responsable de la seguridad nacional, de la política interna de todo el país y junto con Arely Gómez, Procuradora General de la República, deben garantizar la paz pública en toda la República.
 
Desde hace algunos años el Gobierno Federal ha querido eludir su responsabilidad ante la violencia y la ola criminal de delitos del fuero común y federales desatada en más de la mitad del territorio nacional, y no solo en Guerrero, con el argumento de que las autoridades estatales y municipales no cumplen con su responsabilidad en materia de justicia.
 
Se puede mencionar Michoacán, donde el hijo del gobernador priísta, Fausto Vallejo, se entrevistaba con el capo de Cartel Los Caballeros Templarios, Fernando Gómez, La Tuta, como enlace del Gobierno del Estado. El hijo de Vallejo, Rodrigo, se encuentra libre bajo fianza porque no cometió delito grave y el ex gobernador también.
 
Y qué decir de Veracruz, dónde la ola criminal es creciente y muchos responsabilizan al propio gobernador Javier Duarte, de ella, o el Estado de México, donde la verborrea del gobernador Eruviel Ávila no frena un asalto, crimen o feminicidio.
 
Pero la violencia también es grave en Durango, Coahuila, Colima, Jalisco, Oaxaca, Chihuahua, Sinaloa, Nuevo León, Tamaulipas, el Distrito Federal y otras entidades más, donde no solo hay deficiencias en las policías estatales sino también en la gendarmería federal, en los elementos del ejército y de la Marina, a los cuales continuamente se les acusa de abusos, excesos y violaciones a los derechos humanos.
 
Osorio, debería ser  más autocrítico y asumir cabalmente sus responsabilidades, o al menos escuchar las voces que reclaman justicia y las que desde el Senado, como la del senador Roberto Gil, afirman abiertamente que el sistema de seguridad pública en México no funciona.
 
SUSURROS
 
Sin racionalidad, sustento y mucho menos sentido del interés nacional la senadora del PRI, Cristina Díaz, presentó una iniciativa de reformas a Leyes General de Salud y de Impuestos Generales de Importación y Exportación para permitir la importación de medicamentos a base de marihuana mientras en México seguiría la prohibición de la droga para todo tipo de uso. Esto es, la presidenta de la Comisión de Gobernación en el Senado promueve sangrar al país con más importaciones y negar a los mexicanos la posibilidad siquiera de investigar o elaborar medicamentos que contengan Cannabis. ¿Acaso la legisladora ya se apalabró con algún eventual proveedor extranjero para facilitarle sus ventas en México?
 
El secretario de Educación, Aurelio Nuño Mayer, empeñado en encarcelar profesores comprometidos con sus principios ideológicos se niega a ver la corrupción que existe en las secciones del SNTE. Desde hace más de una semana el diario Basta ha exhibido las corruptelas de Julio Peralta Esteva, secretario general de la sección 9 del Distrito Federal, donde pide moches a los maestros que requieren de préstamos a la SEP, además de conocerse la existencia de cuando menos 90 aviadores “comisionados sindicales”, todo amparado también por el líder nacional, Juan Díaz de la Torre, y por la Oficial Mayor de la SEP, Irma Adriana Gómez Cavazos. 

 

Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. y Twitter: @salvador_mtz

 

 

 

 

 

Imprimir       Correo electrónico

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Aunque Pese