Sábado Julio 22, 2017

AUNQUE PESE

Efectos Papales.- El objetivo de la visita Papal para el gobierno del Presidente Peña Nieto era enderezar al menos un poco su deteriorada imagen ante la sociedad. Por eso su displicencia ante la presencia de Francisco, al grado de violentar los principios del Estado Laico que la Constitución establece.

Al análisis del manejo mediático dado a la estancia de Bergolio se pueden sacar interesantes conclusiones, derivado de un estudio realizado por Intélite en Televisión, radio y diarios impresos.

Se puede afirmar que el resulto fue positivo para el gobierno, pero ni remotamente lo que podía haber esperado, pues pese al control mediático hubo crítica y rechazo al gobierno.

En especial hubo generalizada molestia a las nulas o mínimas reacciones oficiales ante el discurso crítico, denunciante y contestatario del Papa, aunque no es posible omitir que el Jefe del Estado Vaticano omitió los temas más álgidos como Iguala y lo 43 de Ayotzinapa, los feminicidios del Estado de México, los miles desaparecidos por el Estado y el crimen organizado, la pederastia y la pobreza extrema derivada de una equivocada y elitista política económica.

Para favorecer la información del Papa, la agenda de Peña se mantuvo relajada y el manejo mediático fue más anecdótico que de fondo, especialmente en la televisión y la radio, medios en los que prácticamente no hubo crítica.

Por ello “la tendencia de la información fue preponderantemente neutra”, sin embargo hubo un 28 por ciento de las menciones desfavorables para Enrique Peña e incluso también hubo rechazo al papel del clero, en especial de la jerarquía eclesial mexicana, y hasta al propio Papa.

Los medios impresos dieron cabida a diversas tendencias pero sin perder su línea de aceptación a la visita Papal.

Los diarios más proclives al gobierno y al Papa fueron El Sol de México, La Crónica y el Universal, mientras que los más críticos y analíticos fueron La Jornada, Reforma, El Universal y El Economista.

Los resultado del estudio de Intélete muestran que no todo fue miel sobre hojuelas para el Gobierno pero dejan en claro que el control mediático cumplió su cometido.

Habrá que decir que en el fondo nada cambio después del Papa: “vuelve el rico a sus riquezas, vuelve el pobre a sus pobrezas y el señor cura a sus misa, se acabó, el sol nos dice que llegó el final”.

SUSURROS

Para continuar con el tema del control mediático, comentamos la visita del vicepresidente Joseph Biden, que se presentó como de gran solidaridad a los mexicanos y al gobierno, aunque en realidad vino a presionar a Peña, como revelan sus propias palabras expresadas en entrevista a Reforma: “Hemos sido testigos de demasiados ejemplos de tortura y violencia utilizadas para intimidar a periodistas mexicanos y civiles, ejecuciones extrajudiciales, cárteles actuando con impunidad y demasiados padres llorando por la pérdida de sus hijos a manos de la violencia”. Incluso sostiene que Estados Unidos trabaja para  “promover el Estado de derecho, la transparencia, la anticorrupción y la rendición de cuentas” en México. Nada.

Por más que el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, asegure que la inseguridad pública y la delincuencia en México disminuye, basta hojear los diarios para darse cuenta de la realidad. En Sinaloa, 17 ejecuciones; en Jalisco, cinco asesinados en Tlaquepaque; en Morelos, más fosas clandestinas, en la CDMX disturbios por narcomenudeo en CU; en Guerrero, tierra de nadie, y así podríamos seguir estado por estado.

 

 

Email:  Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.  Twitter:  @salvador_mtz

 

 

 

 

 

 

 

 

Imprimir       Correo electrónico

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Aunque Pese