• Desvían apoyos a desprotegidos 

Engaño criminal de la

Sedesol a vulnerables 

70% de las viviendas dañadas por las lluvias de 2013 en Guerrero, siguen igual; desvío de la Cruzada contra el Hambre en Chiapas; en Ciudad Juárez, Chihuahua, despensas van a tianguis; funcionarios usaron programas sociales con fines políticos; productores en el olvido 

COMUNICADO Gracias a EPN abastece Diconsa 308 clinicas rurales con suplemento alimenticio Sedesol2

Jorge Vega

La Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), que encabeza Rosario Robles Berlanga, acumula muchas quejas por desvíos, omisiones y engaños criminales contra damnificados y beneficiarios de sus programas de atención a la población más desprotegida y vulnerable.

Algunas acusaciones ya derivaron en denuncias penales, como las que obligaron a la remoción de funcionarios en Veracruz o la que recientemente se dio se dio a por mal uso de los programas federales en Nayarit, donde la Delegada estatal de la Sedesol, Noemí Galindo Ponce, fue exhibida orquestando una campaña a favor del PRI.

A esa funcionaria se le evidenció en un audio difundido en redes sociales. Luego de ello fue removida, pero no se sabe si se siguió el proceso para consignarla ante las autoridades.

Sin embargo, lo más criminal fue denunciado por Beatriz Mojica Morga, Secretaria de Desarrollo Social en Guerrero, quien dijo que a casi un año del paso de las tormentas Ingrid y Manuel que devastaron comunidades, el 70 por ciento de las viviendas dañadas no están reconstruidas debido a la ineficiencia y burocracia de las dependencias federales.

Dijo que hay ineficacia y engaño con lo que aún no está resuelta la reconstrucción. Indicó que hay un avance lento, cuando se sabe que es apremiante agilizar los apoyos, porque Guerrero está en la franja que se enfrenta año con año a los desastres naturales.

Y es que de 5 mil 500 casas dañadas, la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial Urbano (Sedatu) sólo ha reconstruido el 30 por ciento, es decir mil 650, mientras que el recurso del Fondo para la Atención de Desastres Naturales (Fonden) no llega por completo a los damnificados de las comunidades que quedaron destrozadas en la Montaña.

Además, los productores del agro acusaron que sus pérdidas ascendieron a 100 mil toneladas de café de exportación, que no se recuperarán y no les han dado los apoyos prometidos para aminora la devastación.

También se indicó que el gobierno federal tardó seis meses para llevar a los damnificados de Guerrero la primera entrega de 120 kilos de maíz del programa de abastecimiento extraordinario de granos básicos “Que llueva Maíz”, que entregará 750 kilos de grano en un semestre.

De norte a sur

Desde el sur hasta el norte se dan las denuncias contra la Sedesol, pues su personal se vio involucrado en presuntos desvíos de recursos de la Cruzada contra el Hambre. Un caso reciente se dio en Palenque, Chiapas.

A través de la red social Facebook se evidenció que un empleado de Diconsa descargaba alimentos en una vivienda particular incluso durante la noche. La denuncia fue presentada por una menor quién subió fotos de un vehículo con rótulos de Sedesol y Diconsa, matrícula DA-16-140 y número económico 738, que frente a su domicilio en el Fraccionamiento Las Flores de Palenque, descargaba a diario víveres, entre estos aceites, bolsas y costales que se presume sean comestibles.

De acuerdo a los testigos, la unidad la conduce Marcelo Hernández Zambrano, jefe de almacén de Diconsa y otro sujeto que únicamente es identificado como “El Corni”. Incluso se reportó que Hernández Zambrano se ha enriquecido inexplicablemente haciéndose de la nada de más de 20 cabezas de ganado, terrenos y vehículos de transporte público.

En el norte del país también se cuecen habas, pues en Ciudad Juárez, Chihuahua, se reportó que luego de empezar el reparto masivo de productos alimenticios a unos 25 mil beneficiarios, se detecto que esos productos de Diconsa se vendían en mercados populares, incluso despensas completas.

Ante ello, funcionarios locales de Sedesol, le echaron la culpa a los propios beneficiarios, pues dijeron que algunos se trasladan 27 kilómetros para recibir las despensas y al no tener dinero para regresar a sus hogares, venden parte de sus productos.

El gerente general de Diconsa en la zona, José Trinidad Gómez, expresó: “Resulta difícil poder rastrear si los beneficiarios están dando un mal uso al programa”.

-------

Numeralia especiales


COLATERALES
-----------------------------------------------------------------------


Albergues sin construir                 y se regresan sin nada

El Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan, acusó que la Sedesol se comprometió a construir albergues provisionales para los damnificados en Guerrero por las tormentas Ingrid y Manuel del año pasado, pero no lo hizo. Por ello ahora los afectados enfrentan esta nueva temporada de ciclones a la deriva, sin casa y sin alimento. Y es que se indicó que tampoco a muchos les han reconstruido sus viviendas.

Dictámenes brillan 
por su ausencia

Los recursos para atender las viviendas dañas por los damnificados de Guerrero por las inundaciones del año pasado no se han liberado porque Protección Civil Estatal no ha entregado los dictámenes de reubicación a las familias afectadas. La omisión es grave pues eso es lo que hace falta para que se dé paso a la posibilidad de que los habitantes se reubiquen por completo o liberen recursos para el proceso de reconstrucción.

Acusan que en   
timaron con Cruzada

El jefe delegacional de Álvaro Obregón, Leonel Luna, afirmó que fue un engaño la aplicación de la Cruzada contra el Hambre en su demarcación, pues aunque ya entregaron a la Sedesol los documentos requeridos, no han recibido la ayuda. Acusó que en el DF no han implementado ninguna acción en beneficio de las comunidades marginadas, principalmente en la zona alta. Dijo que han pasado los meses y sigue el estancamiento.

Imprimir