Viernes Julio 28, 2017

autodefensasEdición digital y en papel
"Agente provocador" o la
Nueva Biblia de lo marginal

Hemos lanzado la revista porque hemos percibido la necesidad de una comunidad de lectores de conocer más sobre  estos temas que transcurren en los márgernes dela cultural oficial", explica el editor Servando Rocha....

 

La editorial La Felguera aprovecha el interés por el ocultismo para lanzar una publicación dedicada a temas que van de lo marginal a las pseudociencias

Sociedades secretas, magos ocultistas, ciudadanos intraterrestres, revolucionarios anarquistas, grupos armados, anatomías mórbidas, taumaturgos raros, lugares extraños, pseudociencia nazi, artistas criminales, alquimistas locos. Crece el interés por lo insólito y lo misterioso, encauzado muchas veces por la editorial La Felguera (aunque, como veremos, no sólo) que, además de su incansable labor libresca, lanza ahora la revista Agente provocador, en edición papel y digital, dedicada a estos temas marginales y oscuros.

“Hemos lanzado la revista porque hemos percibido la necesidad de una comunidad de lectores de conocer más sobre estos temas que transcurren en los márgenes de la cultura oficial, ante la cual nuestro trabajo editando libros se quedaba corto”, dice el editor Servando Rocha. Entre sus últimos lanzamientos estaban Mundo Subterráneo. Puertas secretas, ciudades sumergidas y utopías bajo tierra o Londres Noir: el Libro Negro del Crimen. Ahora en su nueva publicación trimestral siguen el hilo de la tonelada de pequeñas notas que han ido sacando a la luz en las redes sociales durante los últimos tres años con notable éxito. Todo para el deleite de esa comunidad de curiosos que a los editores les gusta considerar algo así como una sociedad secreta contemporánea. “Tal vez nuestros secretos no sean muy secretos, pero al menos son los nuestros”, bromea Rocha.

La nueva biblia de lo marginal se llama 'Agente Provocador' y fue lanzada en febrero último.

Algunos de los artículos del primer número de Agente provocador tratan sobre terrorismo, cabarets noirs, grupos paramilitares de la Iglesia, pacientes psiquiátricos revolucionarios o Pure Hell, la primera banda negra de punk. Es decir, algo así como gabinete de curiosidades culturales confeccionado en pleno siglo XXI. “Antes lo contracultural o lo insólito era algo muy marginal, ahora me gusta pensar en la idea de las grandes minorías: no son temas mayoritarios, pero sí seguidos por muchos”, dice el editor, autor a la sazón de numerosos volúmenes como El Ejército Negro (La Felguera) sobre bandas de moteros negros, Nada es verdad, todo está permitido (Alpha Decay) un repaso por las subterráneas conexiones culturales entre Kurt Cobain y William Burroughs (podría decirse que una de las especialidades de Rocha es este rastreo de conexiones ocultas) o La Facción Caníbal (La Felguera), sobre las relaciones entre crimen y arte.

Sobre este gusto por los márgenes sabe mucho Grace Morales, cofundadora del longevo fanzine Mondo Brutto (“actualidad bizarra para brutos mecánicos” es el lema que sigue desde su primer número en 1993) que, si bien trata temas que se solapan con estos, lo hace desde una visión más irónica y celtibérica, aunque no menos profunda. “Este interés es un fenómeno cíclico”, dice Morales, “nosotros crecimos leyendo revistas de ciencias paranormales y viendo en la tele al profesor Jiménez del Oso en Más Allá y al Leonard Nimoy de En busca de… Somos devotos de la ciencia ficción y del revival ocultista de finales del XIX y comienzos del XX, porque es maravilloso y totalmente subversivo (o lo era). En los setenta había muchos fans, el esoterismo estaba de moda porque era una reacción a una gran crisis económica y política. Como ahora, que estamos en el principio del fin”.

 La nueva biblia de lo marginal se llama 'Agente Provocador'

Así contado, uno podría trazar paralelismos con otros tipos de acercamiento al misterio, como el que se da en programas como Cuarto Milenio, de Iker Jiménez, o revistas como Enigmas, Año Cero o la clásica Más Allá, fundada por Jiménez del Oso, y dedicadas todas ellas al esoterismo, la parapsicología, la ufología y otras pseudociencias. Aunque existe un matiz: el interés de las iniciativas que aquí se reseñan es quizás más escéptico, más cultural, más histórico, más antropológico, casi borgiano y algunas veces irónicamente posmoderno. Definitivamente hedonista. Vivimos tiempos científico-tecnológicos, así que esto no es creencia, es fascinación. “No es que nos creamos a pies juntillas este tipo de temas”, dice Rocha, “por ejemplo, sabemos perfectamente que la Tierra no es hueca y que dentro no viven los intraterrestres, pero nos gusta saber que ha habido gente que haya creído posibles todas estas maravillas”.

Otro ejemplo de este palmario interés por lo raro es el Congreso Hendricks para Gente Curiosa, cuya última edición fue celebrada recientemente en Madrid, codirigida por el historiador Felipe Trigo y el mentalista Pablo Raijenstein. Entre rutas masónicas, bailes surrealistas y visitas a museos de antropología forense, recibieron la visita de Joanna Ebenstein, fundadora del Museo de Anatomía Mórbida de Nueva York o Dylan Thuras, cofundador de la guía de lugares asombrosos Atlas Obscura.

“Creo que el misterio y muchos de sus temas recurrentes como la fascinación por los ovnis, el sexto sentido, los visionarios, el más allá, incluso la sugestión colectiva (como la hipnosis y sus aplicaciones) son modas cíclicas que siempre regresan, probablemente porque tenemos la sensación de que muchas veces solo conocemos lo más superficial de estos temas y permanece en el subconsciente colectivo desde que el hombre es hombre”, dice Raijenstein. Otras patas de este movimiento, según señala el mentalista, podrían ser los eruditos Ramón Mayrata, especializado en la historia del ilusionismo y la magia, Enric H. March, que explora temas históricos menos conocidos como los primeros museos de cera, museos anatómicos y barracas de feria o Pablo y Javier IA, de Belio Magazine, que explora la vinculación del arte contemporáneo y la música con la subcultura popular. También el colectivo Kriminal Kabarett que propone eventos inusuales ligados a la cultura del cabaret en localizaciones insólitas.

¿Y cuál es el público para tantas maravillas? “Creo que es gente joven que ha descubierto estas cosas en Internet e imagino que le parecerán bien por lo raras, porque las pintas son muy atractivas o porque son cosas como de miedo… Nuestros lectores, hasta hace no muchos años, nos llamaban pirados por incluir artículos sobre Gurdjieff o Dion Fortune. Supongo que después de tantas vueltas y revueltas de las ideas, lo mismo ya han salido los famosos de la tele disfrazados de Kenneth Anger para revistas de ropa. Para videoclips de pop-rock de provincias ya se han utilizado motivos esotéricos.

 

 

 

 

 

 

 

Imprimir       Correo electrónico

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Visión Subterránea

Facebook el lugar ideal, para el trueque sexual

Muñecos de silicona

Sexo entre hombres sin ser homosexuales

Fallece el creador del vaso rojo De la fiesta

Alumbre múltiples beneficios, también en rituales

Cometer errores ortográficos es cosa del demonio

El masaje Tailandés

Popó con glamour

Templo Luciferiano Semilla de la Luz

Tecnología remplaza las relaciones humanas

Purificación de Huesos En Pomuch Campeche

Wiccas en México ritual de Samhain

Nudistas en la CDMX

En Japón existen hombres y mujeres virgenes

"Aki el morado", el hombre que ama los músculos masculinos

Periodista rompe el silencio de monjas carmelitas en Argentina

La masturbación, ni inmoral ni perjudicial

Stonehenge esconde un tesoro subterráneo

Anime o manga japoneses recobran fuerza en México

Tierra Adentro aborda narrativa gráfica underground en México

Las llamadas malas palabras ocultan numerosos secretos

Templo Satánico invita a cursos para niños en EU

Pene de atleta japonés arruina sueño de gloria

Nadadora china rompe el tabú de la menstruación

Cráter de Batagaika abre la puerta a mundo subterráneo

"Topolandia", o el mundo laberíntico de Costa Rica

Vida subterránea de los drogadictos en Bucarest

Acecha al mundo la llamada red oscura

Produce Bélgica cerveza de orina

Los llaman "hienas" y reciben dinero por tener sexo con niñas

Absorber chocolate por la nariz, la nueva moda

Cien mujeres y fotógrafo de la desnudez repudian a Trump

Un periplo por los sitios marginales de la música

Auge de primera agencia de modelos transgénero en NY

Biografía subterránea de la gran "Bandida"

Alejandra Guzmán y embajadora de EUA apoyan a comunidad gay

Turismo gay gasta mucho más que el heterosexual

Chinos de urbe de Yulin devoran diez mil perros

Beatriz Zamora y su mundo negro

Estereotipos y tabúes ponen en entredicho el movimiento oscuro

Marcha de la dignidad gay prende focos rojos

Se abre la Caja de Pandora por la matanza en Orlando

Ciclistas pedalean libres de pudor en Guadalajara

Siete mil ciclistas desnudos recorrerán 23 kms el sábado

Se desnudan más de 6 mil colombianos en 5 minutos

Las reservas de la ciudad de México para los "fresas

Confesiones clandestinas de la esposa de un "friki"

Repaso de un vistazo a la literatura subterránea

¿Y si fuera cierto que los reptilanos nos amagan?

Los amantes góticos del negro y la palidez

"Agente provocador" o la Nueva Biblia de lo marginal

Cómo entender a hippies, beatniks, punks y otros

La persistencia de Diego Torres y su cine marginal

Fantasías sexuales para ellas y también para ellos

¿Asexuales, qué es eso?

Yucatán vive ritual de sangre y muerte

El poliamor ¿egoísmo, sexo o pura vanidad?

Sufren marginación laboral las personas con tatuajes

El insondable misterio de los tepuyes venezolanos

Irrumpen nuevas formas de relaciones amorosas

Los indios macuxi del Amazonas, guardias celosos del inframundo

La música subterránea, entre la experimentación y la sicodelia

Daniel Manrique y su amor de niño por los monigotes

La intersexualidad, una anomalía poco conocida,

Hijos de papi

Gana terreno en México Culto a la Santa Muerte

El cine de culto¿excentricidad, rareza o sólo extravagancia?

Ropa escasa, exhibicionismo y diversión en el metro capitalino

El futbol llanero

El cambio climático pantea una gama de serias interrogantes al ser humano

Las mejores parafilias generan placer sin causar daño o muerte

De herederos del movimiento hippie a exitosos exportadores

Encuentro nudista Invadira Zipolite

Los legendarios toquines y otros conciertos

El Rock nos une 2015, evento esperado por los rockeros

Masaes eroticos

El arte callejero, graffiti legal

Películas snuff, entre el asombro y la duda

Narcocorridos evidencian la falta de derecho

El perreo, condenado por muchos, adorado por jóvenes

Las ferias con juegos mecánicos, tradición que genera alegría

Los globos de Cantoya en Mëxico

Las ofrendas del Día de Muertos, acto cultural

Las ferias religiosas en la Ciudad de México

El doggie boom, consuelo para unos, plaga para otros

Los jipitecas, hippies mexicanos

La Ciudad de México y sus sonidos

Legislación sobre drones, tecnología popular en México

Cuando el empeño es la única opción

Las mafias de los reclusorios

Los Pachucos, cultura que no muere

El marroneo, sin inhibición alguna

La música indie en México

Amarres eróticos, liberación de inhibiciones

Otakus, amor al anime y a lo digital

Mafias que transforman autos robados

Cine porno en México; una empresa difícil

Encuentro Latinoamericano de Nudismo 2016

Drag Kings, pasión por masculinizarse

Hipsters, centrados en sí, alejados de lo convencional

Citas a ciegas, emoción por lo desconocido

Motociclismo urbano, herramienta de asaltantes

Músicos callejeros, arte a pesar de la autoridad

Merengueros y volados, dulce tradición

Ligas de futbol llanero, pasión pura

El tianguis dominical de la Lagunilla, una tradición de antigüedad

Recuerdos a flor de piel; los tatuajes

Iniciará en septiembre la Primer Feria Porno Cultural

El Cutting, un grito de ayuda

Talleres mecánicos que obstruyen banquetas

Sugar Babies, jovencitas que buscan a su Sugar Daddy

Las drogas en los 60

Las expos de sexo

Los fresas, despreciados por todos

Drogas actuales, las sintéticas

Chicharrón prensado, papa y frijol; los tacos de canasta

Los frikis, encerrados en su interés

Obra de teatro con público y actores desnudos

Transporte en Edomex; problemática sin fin

Escuelas de striptease, sensualidad y condición

Los grupos satánicos

Las peores prácticas del ciclismo urbano

Los rastafaris

La cultura cumbiera

La prostitución protegida en Sullivan

Gruperos y el narco tráfico, en el mismo territorio

La Plaza Garibaldi, entre drogas y alcohol

Lluvia dorada, una parafilia segura

Vagoneros, una mafia que estorba

Placer adicional; los juguetes sexuales

Amarres eróticos, fantasía de muchos

Matar a la mexicana; asesinos en serie del país

La danza libre, romper esquemas antiguos

Charles Manson, demencia y brutalidad

Esteroides anabólicos y los efectos de su exceso

Las mafias de la Plaza de la Computación

Taxis piratas, problema que demanda regulación

Las luchas callejeras; ilegalidad y riesgo

Los antros swinger, entre el sexo y la ley

Rock en el barrio, identidad forjada con la música

Autopartes de segunda mano, una industria lucrativa

Algunas sectas que adquirieron notoriedad

La zoofilia, riesgosa e inequitativa

Las camgirls, oficio lucrativo y erótico

Modelos alternativos, lo diferente impone

La devoción a San Judas Tadeo, abogado de causas difíciles

Los músicos callejeros, talento desaprovechado

Para mimos, los de Coyoacán

Futbol llanero, pasión, entrega y ganas de jugar

Ciclistas en el DF, transportación y salud

Mochileros, una forma de vida intensa

Obsesión por las mascotas, signo de soledad

Anabolizantes en la alterofilia

La ludopatía en los casinos; asunto de mujeres maduras

La hipoxifilia, placer por asfixia

Punketos: el descontento contra la sociedad

Máscara contra cabellera; la lucha libre en México

Los emos, el drama a todo lo que da

El gran valor de las artesanías mexicanas

La Mecanofilia: Sexo con Máquinas

Comunidades en Facebook, una nueva forma de organizarse

Performance urbano, rechazo a lo establecido

Las parafilias, complementos que satisfacen

Hoteles de paso actuales, rapidines con ambiente

La subcultura de los mirreyes, futuros gobernantes del país

Lo esencial de los eventos masivos

La vida de los limpiaparabrisas en México

La brujería, un práctica histórica

El Santerismo, una práctica religiosa estigmatizada

Los ciclistas de la Ciudad de México disfrutan de facilidades para rodar

La influencia de los comics en México y sus mayores representantes

Los cómics norteamericanos, pioneros en aventuras

Manhwa, el cómic surcoreano

Manga, el cómic japonés

Limpiaparabrisas, el oficio que los conductores repudian

La melancolía de los góticos

El fisicoculturismo, un estilo de vida polémico

Una red de delincuencia urbana, los franeleros

Sexo en el metro, sin riesgo para los sexoservidores

Acoso sexual en el transporte público

Exhibicionismo masculino, placer al mostrar

Exhibicionismo femenino, atraer por sorpresa

Antros para jóvenes en la Ciudad de México

Trajineras-antros en Xochimilco

¿Bailamos? Los sonideros de la Ciudad de México

Diversión sin horario límite, los “after hour”

Las pulquerías, una institución en Mëxico

Necrofilia, amor por los muertos

Las casas de citas actuales en la Ciudad de México

La prostitución masculina en la Ciudad de México

Fichas y cabareteras, tradición que se pierde

El rap mexicano, género en constante desarrollo

Los Neo-Hippies, la plenitud sin pelear contra el sistema

Una gran tradición, los salones de baile en México

Uso de anabolizantes en la alterofilia

K-pop en México

Esteroides, anabólicos y los efectos de su exceso

Historias de las sectas más peligrosas del mundo

Los Mods, la tribu urbana de la década de los 1960

La inmortalidad y la ciencia de acuerdo al Movimiento Raeliano

Hipoxifilia: placer riesgoso

La Santa Muerte: un culto milenario

Punketos: rebeldía contra lo convencional

La Mecanofilia: Sexo con Máquinas

Rap mexicano: en la escena subterránea

El origen de los Mara Salvatrucha

Parafilias: placeres al máximo

Lo agradable de los antros gay

Antros Lésbicos: ¿Aburridos?

La Cultura del Slam

El culto a San Judas Tadeo

Piercings

Tatuajes... ¿Arte Cultural o Moda Pasajera?

Sex Shop

El Fetichismo

Motociclistas deporte o vandalismo

Limpias y desalojos espirituales

¿Los Cholos están aquí?

¿Cómo son los floggers?

Los danzante del Zócalo, tradición y diversión

Las fiestas sonideras ''una tradición mexicana''

Los frikis ¿Moda o estilo de vida?

El sadomasoquismo, dolor en busca de placer

Arrimones Encoxadas y Groping por la ciudad

La leyenda De la cajita feliz

Los ''skatos''

La tribu urbana ''Los Darketos''

Al Natural

Activistas feministas se cagan y menstrúan sobre la bandera del Estado Islámico

Los Bikers la subculura del motociclismo no deportivo

La tribuo Emo y su origen

El Chopo, un espacio ceremonial en resistencia

¿Que son los darketos?

Una práctica sexual poco inusual: el dogging

La nueva subcultura de los Cholombianos

Cholombianos:subcultura de Monterrey

Renace en la zona urbana el Rockabilly

La música balcánica con ritmos gitanos

Recorrido en Cines Porno

Grafiti de acción contestataria a expresión artística

Poliamor, amar libremente

Nudismo por placer

PERREO

Cómics al cine, en radio UNAM

Cacería de jaguares

La experiencia "chida" de la desnudez en el Zócalo

Belleza extrema Cirugía estetica