Domingo Diciembre 16, 2018


 

Alianza para el progreso.- En 1961, John F, Kennedy, implemento desde su presidencia de Estados Unidos la llamada Alianza para el Progreso, plan continental que con un presupuesto de 20 mil millones de dólares pretendía impulsar el desarrollo regional, incrementar los salarios en Latinoamérica y disminuir la desigualdad.

Tras tanta bondad se escondía el verdadero objetivo de Washington, evitar la expansión comunista tras la Revolución Cubana y controlar todos los gobiernos latinoamericanos hasta el grado de derrocarlos, si así fuera necesario, tal como ocurrió en varias naciones.

Lo anterior viene a cuento porque recién acordado el nuevo tratado comercial denominado USMCA, Estados Unidos quiere dar paso más hacia un acuerdo regional para hacer inversiones conjuntas para el desarrollo del sur mexicano y de Centroamérica con lo que se lograría frenar el fenómeno migratorio, que tanto irrita a Trump.

El propio presidente electo, López Obrador, anticipó que “estamos estimando una inversión conjunta de más de 30,000 millones de dólares para el empleo, para el bienestar", de norte a sur de México y de los naciones centroamericanas.

El comentario surgió ayer, como consecuencia de una “gran llamada” entre Trump y AMLO en la que se acordó que una misión mexicana viaje a Estados Unidos en los próximos días para avanzar en el acuerdo de un Plan para el Desarrollo Regional.

Antes, el presidente de Estados Unido reveló en un twitt: “acabo de hablar con el presidente electo Andrés Manuel López Obrador de México. Gran llamada, haremos un buen trabajo juntos".

La intención pública de este Plan para el Desarrollo que abarcará industria, comercio, obras y servicios es atemperar la migración mediante la creación de empleos en todo el país y Centroamérica, para dejar de ser expulsores de mano de obra a Estados Unidos.

El concepto es plausible y la inversión cuantiosa, pero habrá que tener cuidado sobre las verdaderas intenciones de Trump, quien nunca se ha destacada por su alma caritativa.

SUSURROS

Todo proyecto que inicia requiere ajustes de operación y por lo que se ve la figura de alcaldías y concejales que arrancó este lunes en la Ciudad de México no es la excepción.

La primer Constitución Política de la capital de la República diseñó la creación y operación de los nuevos gobiernos en lo que fueron las delegaciones, pero ya se aprecia la necesidad de algunos cambios para mantener la gobernabilidad y gobernanza en las alcaldías.

Cuatro son las pretendidas modificaciones a la Constitución (tres impulsadas por Morena y una por el PAN). Que los alcaldes puedan aprobar los presupuestos aún sin la aceptación plena de los concejales, que el alcalde nombre al secretario del Concejo, que los concejales evalúen al secretario, y que sólo el alcalde promociones y difunda las acciones de gobierno.

Ya se verá cómo quedan las cosas.

Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. Twitter: @salvador_mtz

ooOoo

 

 

Imprimir       Correo electrónico

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Aunque Pese

Más frentes abiertos

Más allá de las remuneraciones

Grandes desafíos

La nueva realidad

Decisivo el primer año

Resistencias o confrontaciones

Violencia, corrupción y crecimiento, los retos

Las cenizas del PRD

Desafíos del periodismo

PAN sin panistas

Reconciliación o repliegue

Cambio en concordia

Comunicar o deformar

Adaptarse o ¿revelarse?

Enfrentamiento y definiciones

PRD: se reinserta o desaparece

Poder político vs poder económico

Viraje petrolero

Nuevo aeropuerto EN la recta final

De la tersura a la premura

Alianza para el progreso

Elías Beltrán todo tergiversa

Herencia luctuosa

Hacia la nueva comunicación

Temblor de tierra o sismo político

Jalisco: la danza de los muertos

Freno a la corrupción, o mera simulación

Respeto y Civilidad

Mal arreglo, no un buen pleito

Aires de venganza

Impunidad o protección

Austeridad en el Poder Legislativo

Violencia sin límite

EU-México la nueva relación

Comenzó ya el nuevo gobierno

Protege el INE a PRD, MC y PVEM

Nace el nuevo Viejo PRI

¿Nuevo proyecto de nación?

La compra de votos

La corrupción, signo del sistema

Meade y Anaya última esperanza

Este arroz, ya se coció

Tendencias sin variaciones

Información digital, Influencia y presencia

Democracia: mayorías o minorías

Peña Impulsa a L. Obrador

Preguntas sin respuesta

Vuelve la sumisión

Confirmado el rezago de Meade

Sin buenos pronósticos

BOTS

INDEPENDIENTES 2018

Ignominia

Encubrimiento

Faccioso

Proyecciones

Reconstrucción

Dividendos

Cuestionado

Delincuencia

Culpa el culpable Chong

Marihuana libre

La monstruosidad es el sistema

¿Avances?

Informe autocomplaciente

Desesperanza

Muchos más que tres

Debilitamiento

IMPUNIDAD

Sucesión anticipada

Vergüenza

Más de lo mismo

Ejecuciones Extrajudiciales

Acción Grupal

GANÓ EL SISTEMA

Límites desbordados

¿Ejecución o enfrentamiento?

Explotación laboral

Simulación

Complejidad

Sigue la mata dando

Lamentos

Una tras otra

Medallitas

Oportunidad

DUELO

Vaticano

Virgilio a la Presidencia

Triángulo Criminal

Inútil

Comisionado

Sin salida

No pasa nada

Mentiras

Represión

Esos, eso, eso

Fallido

Clamor

REVOLUCION

¿Estado de derecho?

CRISIS DE GOBIERNO

FOSAS

SECUESTROS

INDEPENDENCIA

INMOVILIDAD

CRISIS

Minisalarios

Privilegios

Despojos

Hegemonia

Regresión

EXCUSADA

secundarias

Conflicto de Intereses

Haber de Retiro

Exhibido

Violencia

Mancha

Sin salida