Domingo Junio 25, 2017

AUNQUE PESE

Corrupción y crimen afloran en campañas.- Por más que se quiera recuperar la confianza en los procesos electorales, en los candidatos a puestos de elección popular y en la clase política, la terca realidad lo impide.

Basta una simple mirada a los medios de comunicación para ver como se encuentran viciados los comicios en puerta en 14 entidades de la república, entre ellos doce estados con cambio de gobernador.

Las acusaciones de los distintos candidatos a sus contrincantes directos o a sus partidos (sea cual fuere) cuando están en el poder siempre son de malos manejos, de desvío de recursos, abuso de poder e ineficiencia.

Hay casos realmente de espanto como el de Veracruz donde el gobernador Javier Duarte no es defendido ni por el candidato de su partido, el priista Héctor Yunes, quien viene a ser primo hermano del candidato panista Miguel Ángel Yunes Márquez, a quien a su vez propios y extraños acusan de corrupto y autoritario, tanto o más que Duarte.

En Tamaulipas las cosas han llegado al grado de que el propio presidente del PRI, Manlio Fabio Beltrones, canceló el registro de tres candidatos de su partido a presidencias municipales por tener ligar con el narcotráfico, en una entidad que todo mundo sabe está dominada por los cárteles del Golfo y Los Zetas desde hace más de 20 años.

En Chihuahua, el candidato por la coalición PAN-PRD, Javier Corral, basa su campaña en la corrupción del gobernador Cesar Duarte, a quien asegura encarcelará en cuanto asma la gubernatura, que dice, está seguro en ganar.

En Quintana Roo, el también candidato de coalición PAN-PRD, Carlos Joaquín Coldwell, no deja de señalar que el gobernador Borge endeudó la entidad a grado de asfixia presupuestal, con lo que mostró no solo irresponsabilidad sino además malos manejos en la utilización de los créditos obtenidos.

En el resto de los estados con elecciones de gobernador, Durango, Sinaloa, Zacatecas, Oaxaca, Puebla, Hidalgo, Aguascalientes y Tlaxcala, las cosas no son mucho mejores, siempre está la acusación al contrario o el señalamiento de ineficiencias, inoperancias o corrupción en los gobiernos salientes.

Esto hace pensar que los índices de abstencionismo sean muy altos, lo que favorecerá a los gobernadores, de los cuáles 9 son del PRI y solo 3 de oposición, por dudosas coaliciones, como las de Sinaloa y Puebla, donde Mario López Valdez y Rafael Moreno Valle, son totalmente afines al tricolor, y el tercero, Gabino Cué, de Oaxaca, vive en orfandad política.

SUSURROS

Sin convencer, la secretaría del Medio Ambiente y el Gobierno de la CDMX rechazaron que la mala calidad de la gasolina distribuida en la capital y todo el país sea la causa del aumento en la contaminación, pero los cierto es que no cumple con los estándares aplicados en Estados Unidos y otras naciones, ni siquiera con los impuestos aquí. Sin cumplir con ellos, Rafael Pacchiano, el titular de Semarnat, se atreve a hablar de aplicar nuevas normas de calidad para la gasolina que se importa y comercializa aquí. También confirmó que en julio entrará en vigor la norma emergente para la verificación vehicular basada en la lectura de la computadora a bordo de los vehículos; asegura que los verificentros no requieren equipos costosos por lo que solo tendrán un mes de plazo para cumplir con las nuevas disposiciones. ¿Alguien le creé?

 

El sabio refrán de explicación no pedida, acusación manifiesta, bien puede recordarse al escuchar al presidente Peña Nieta lo dicho en su pasada gira por Baja California, donde sostuvo que “este no es un gobierno que esté teniendo ocurrencias de hacia dónde ir o qué eventualmente hacer día a día”.

 

Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.  twitter: @salvador_mtz

 

 

 

 

 

Imprimir       Correo electrónico

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Aunque Pese