Sábado Noviembre 17, 2018

Corte de agua por mala infraestructura

 

Las afectaciones por el corte de agua en buena parte de la ciudad han sido menores a lo esperado pero aumentan día a día, hoy es el tercero, y ya provocan creciente malestar en variadas zonas.

En realidad, el problema del agua en la Ciudad de México y la zona conurbada radica en la insuficiente, vieja y, sobre todo, mala infraestructura. Tampoco el mantenimiento es adecuado, lo que provoca que el 40 por ciento del abasto de líquido se desperdicie en fugas.

Eso es lo que la administración de Miguel Ángel Mancera, que terminará José Ramón Amieva, no atendió, no le dio la importancia requerida o simplemente no quiso destinar los recursos necesarios para resolver el desperdicio y desabasto.

Además en estos últimos años se fue privatizando la medición y cobro del vital líquido, sin mejorar el servicio, solo aumentaron los cortes del servicio por impagos y las presiones, hasta groseras, a los citadinos en las visitas de los lecturistas, contratados por las empresas particulares.

Queda un mes al presente gobierno y el fundamental problema del agua será heredado a la siguiente administración que Claudia Sheinbaum encabezará. Lo primero que tendrá que hacer, seguramente ya lo analiza, es definir las políticas a seguir en materia de agua y cancelar el intento privatizador.

Por ello, existe la obligación de destinar el presupuesto necesario para evitar un colapso, pero también revisar la actual estructura en que funciona el Sistema de Aguas de la Ciudad de México (SACMEX), para hacerlo eficiente y suficiente.

Plantear, desde el presupuesto destinado, la captación o compra del recurso, su almacenamiento y distribución, la medición del consumo y la recuperación, vía tarifas, pero diferenciadas, sea de uso domiciliario, comercial, de servicios o industrial, para ofrecer una respuesta integral, que cumpla con las necesidades de la capital.

En ningún caso se podrá omitir que el agua es un bien indispensable para la vida por lo que implica una necesidad social y un irrenunciable compromiso del gobierno de la Ciudad de México de dotar el líquido vital.

Ambientes y Barrios

Todavía quedan dos meses de la inútil administración del priista Indalecio Ríos Velázquez, como presidente municipal de Ecatepec, por lo que no resultó ociosa la formal solicitud de renunciar al cargo que el grupo parlamentario de Morena en el Congreso de mexiquense, le hizo.

Encabezados por Claudia González Cerón, diputados de Morena emitieron esta semana un pronunciamiento en el que se denuncia el abandono de las obligaciones por parte de Ríos Velázquez, por lo exigieron “por vergüenza, se separe del cargo”.

Los legisladores recogen el sentir de los habitantes de Ecatepec que han padecido el desgobierno en un importante municipio que cuenta con poco más de 5 mil millones de pesos anuales de presupuesto, pero tiene al 60 por ciento de su población en pobreza y sumida en pánico, ante un desmedido crecimiento de la delincuencia, violencia e inseguridad.

Menudo problema hereda la administración morenista que a partir del primero de enero del próximo año presidirá Fernando Vilchis.

Mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. Twitter: @salvador_mtz

2 de noviembre del 2018

 

 
Imprimir       Correo electrónico

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar