Viernes Junio 23, 2017

AUNQUE PESE

Debacle Nacional

 

El gasolinazo vino a evidenciar la debacle nacional que no es sólo energética o económica, es estructural.

 

El actual sistema político basado en la prebenda y la corrupción es insostenible, el modelo de desarrollo neoliberal extremadamente concentrador de la riqueza y empobrecedor de las grandes mayorías no puede proseguir.

 

Las evidencias están en todos lados, en todos los sectores, en todos los rubros, en todo cuanto se ve.

 

El crimen organizado crece al amparo del sistema y del gobierno, no pueden entenderse de otra forma los asesinatos en Quintana Roo, Guerrero, Michoacán, Jalisco y casi todas entidades del país. Ya no es solo el trasiego de enervantes, es el secuestro, la trata de personas, la extorsión, y ante ello… nada.

 

La concentración de la riqueza es insultante, los servicios médicos a la población son deprimentes e ineficientes, la educación es decadente y los servicios públicos, además de malos, son para muchos impagables.

 

La debacle nacional está presente como fruto de un modelo transexenal iniciado hace 35 años con Miguel de la Madrid, como presidente, que poco a poco destruyó la infraestructura social y productiva del Estado para entregarla regalada al sector privado nacional y transnacional.

 

Fue primero la banca, recién nacionalizada, vino luego la venta masiva de empresas transnacionales a precios irrisorios, Ferronales, Telmex, Fertimex, la industria azuarera, hasta llegar a la Comisión Federal de Electricidad y Petróleos Mexicanos, devastados por falta de presupuesto, cambio legales y finalmente con la reforma energética.

 

Hoy el hartazgo social llegó, en todo el país se repudia al presidente de la República, responsable último del desastre nacional, junto con sus antecesores del PAN y PRI, los partidos políticos, gobernadores, presidentes municipales, diputados y senadores, toda la estructura del poder está podrida.

 

No hay, sin embargo, un movimiento organizado que rescate la Nación, todo son brotes de descontento generalizado pero desarticulados, tampoco hay un líder que de cause a la irritación social. Se corre el riesgo de estallidos violentos (como los recientes saqueos) tan alarmantes como ineficaces para rescatar al país o peor aún cambiar para seguir igual. ¡Cuidado!

 

SUSURROS

 

En el Estado de México está por arrancar la contienda electoral y el PRI aún abriga la esperanza de ganar a punta de billetazos porque su prestigio esta por los suelos, así como los de sus aspirantes gubernamentales, Ana Lilia Herrera, Carolina Monroy, Alfredo Del Mazo, José Manzur, Ernesto Nemer, Ricardo Aguilar y Carlos Iriarte, ni a cuál irle. Por parte de la oposición fue bloqueada la pretendida alianza PAN-PRD, por lo que cada uno lanzará candidato propio, mientras Morena tiene ya candidata en la persona de Delfina Gómez. Aun cuando esta candidata no se ve muy fuerte tiene amplias posibilidades de triunfo, gracias al impulso que Andrés Manuel López Obrador le da, pero sobre todo por el coraje social que a los largo de su mandato ha acumulado el gobernador Eruviel Ávila y el mal gobierno federal de su antecesor Enrique Peña Nieto. Las encuestas así lo indican.

 

Más de 200 mil personas han solicitado amparo contra el gasolinazo ante la Suprema Corte de Justicia pero los ministros han dado muestra de poca sensibilidad social al declarase  incompetente para atender estas demandas y enviarlas para su desahogo a los juzgados de primera instancia en materia administrativa. Claro que no podía esperarse otra cosa, si ni siquiera han dado muestra de gesto alguno para bajar sus súper elevados sueldos y al menos disminuir el dispendio en el Poder Judicial.

 

Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.  Twitter:  @salvador_mtz

-0-0-0-0-0-

 

Imprimir       Correo electrónico

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Aunque Pese