Domingo Abril 30, 2017

autodefensas Adiós a la utopía de los 60 y 70
Estereotipos y tabúes ponen en
entredicho el movimiento oscuro
La desinformación se ha convertido en el cáncer de nuestros días y este movimiento no se salva....
 
En primer lugar, el dark (movimiento oscuro) es el resultado de la caída de la utopía de los 60´s y 70´s de la paz y fraternidad social en una sociedad comunitaria. De repente se vio que a final de cuentas la lucha más importante es la que realiza el individuo frente a sí mismo, frente al abismo de su existencia. Se entiende como la síntesis de los movimientos culturales y artísticos modernos: expresionismo, surrealismo, psicoanálisis y las filosofías de la existencia, según Galeón.com.

El dark tuvo sus inicios en Francia en 1860 con el movimiento situacionalista que era encabezado por obreros y estudiantes que se maquillaban la cara de blanco y se vestían de negro para ejemplificar así que la sociedad y la opresión los tenían muertos. Sin embargo, el dark como movimiento contracultural fuerte nació a principios de los 80´s y se consolidó a mediados de los 80´s. Ya que después de la muerte del punk y ese escándalo masivo de repudio a la sociedad, vino una época de calma “espiritual” en la que se busca una identificación consigo mismo, un significado de la vida, un si hay futuro pero ¿qué nos propone el futuro sino la muerte? Así comenzó un movimiento que comenzó a ser llamado gótico o punk-dark, ya que traía algo de la filosofía punk pero sin violencia. Vestían de negro y blanco para decir que eran puros del alma y que la muerte los espera a cada momento, se maquillaban la cara de blanco y de negro los ojos, labios y uñas para decir “vean esto: la sociedad nos ha matado”.

El movimiento dark proliferó junto con su música por todo el mundo y se afianzó sobre todo en Inglaterra y Estados Unidos. A cada país que llegaba el movimiento gótico se nacionalizaba. Así cuando llega a México el movimiento gótico, se le identificó con antiguas culturas mexicanas que se identificaban y rendían culto a la muerte. Se le llamó Dark a la persona del movimiento gótico, siendo esta es una forma despectiva de llamarlo.

Sin embargo, si pretendemos darle al dark un carácter más universal, hay que ver a la historia de la cultura como un cuerpo en donde siempre han aparecido corrientes que buscan sacar a la luz a los aspectos oscuros y sombríos del hombre. Y sí podemos ver este fenómeno a través de la historia:

La Edad Media, con su cosmovisión, expresa esa dicotomía entre la vida y la muerte, lo bueno y lo malo, que está presente en la vida concreta de los hombres, a través de las figuras divinas y que se expresa esa relación de lo humano con lo divino en la majestuosidad de su arquitectura religiosa de estilo Gótico.

Más tarde, el movimiento romántico apareció como protesta del ideal Moderno e Ilustrado del hombre, que lo despojaba de sus emociones y sentimientos profundos poniéndolo básicamente como ente de razón. En cierta forma todas las expresiones de subcultura son herederas del Romanticismo. Así, la literatura gótica es de hecho una derivación de la romántica, que encontraba atractivo en la fantasía, lo oculto y lo desconocido e impenetrable a la pura razón, donde solo los sentimientos encontraban posibilidad de asentarse a percibir el sentido de las cosas. Podemos ver en Lord Byron a un precedente claro del movimiento Gótico.

El movimiento romántico configuró el espacio que el Arte Moderno necesitaba para salir a los ojos de la sociedad mostrándose a la vez como crítica social en relación al espíritu humano. La propuesta expresionista nos describe el acartonamiento del hombre en una sociedad vacía y con valores mediocres que bloquea la capacidad creativa del ser humano.

Así es que en general el movimiento dark encuentra sus raíces en las formas culturales que buscan el paso de lo real y racional a la fantasía y lo irracional.

En la actualidad por desgracia, el movimiento oscuro que se inició como un movimiento artístico y cultural, ahora sólo se encasilla en la moda y la ignorancia que mucha gente le ha dado al desconocer sus verdaderos orígenes. El término para referirse a este tipo de personas, es oscuro, pero la gente ha optado por etiquetarlos con palabras como darks darkies, darketos y en el peor de los casos...darkeros.

La oscuridad (entendida como esencia de este movimiento) es amor a lo bello y artístico; es la libertad para pensar y aceptar aquello que los demás no ven; es tener una filosofía propia y por ende distinta a la de mucha gente, es razonar todo lo que dices antes de que los demás lo escuchen y es, sobre todo, tener un amor y respeto infinito por uno mismo; es tener el valor para hacerte responsable por tus propias acciones; conocerte a ti mismo y enfrentarte a tus puntos débiles; dedicar un tiempo a cultivar tu intelecto, etc. Se es oscuro primero por dentro y luego por fuera, nunca al revés. Este movimiento implica ser nosotros mismos a todo tiempo, sobre todas las cosas y en todo lugar porque si imitamos formas de vestir, de ser o de pensar no estamos formando parte del movimiento, nos convertimos en un escaparate más.

Por desgracia este movimiento se ha convertido en una muy atractiva moda que muchos imitan sin conocer realmente lo que creen que siguen. Se sienten bien llamando la atención con una actitud depresiva, creen que tienen un ‘look’ más imponente vestidos de terciopelo negro y se jactan de que la gente en las calles los mira raro o se les aleja porque les temen. La generalidad de los que verdaderamente se involucran en este movimiento son artistas, amantes del arte en todo su esplendor, creadores que materializan las ideas de sus mentes, y los que no lo son juegan un importante papel de espectadores y cada persona trata de vestir de la manera más elegante y exclusiva, con excepción de algunos que aun creen que el ser gótico es pintarse la cara de “El Cuervo” o tomar el mismo maquillaje que Tilo Wolff, olvidándose de su propio ser.

Todos esos imitadores tarde o temprano se van, pero el estereotipo que dejan a nivel social desgraciadamente se queda y no les importa. Gracias a ellos la sociedad cree que para decirse oscuro hay que pasar rituales satánicos, llevar una vida sólo con drogas y alcohol, hacer sacrificios de todo tipo, salir de noche y dormir de día. Tan solo miren a Hollywood y los estragos que ha hecho, con toda razón la sociedad actual jura que bebemos sangre y dormimos en ataúdes. Sin conocer, muchos juzgan y hablan gracias al sinnúmero de tabúes y estereotipos falsos que giran alrededor de este movimiento lo cual es increíble puesto que, habiendo tantos libros buenos y tanta gente que realmente sabe de lo que se trata, las personas que quieren formar parte del movimiento se acercan a otras que saben lo mismo o menos que ellas; buscan información en internet que es en un 95% errónea en vez de leer un buen libro.

La desinformación se ha convertido en el cáncer de nuestros días y este movimiento no se salva: Se ha llegado a malinterpretar la literatura al grado de formar sectas basadas en escritos totalmente ficticios, escritos y libros con un gran contenido cultural y reflexivo como es el caso del escritor mexicano Mario Cruz, cuyas aportaciones al movimiento no han sabido ser valoradas de la manera que se merecen, tachándolo a veces de “incitador” cuando no hizo más que lo que Baudelaire o Quiroga hicieron: plasmar sus ideas en literatura.

El tema es bastante extenso como se podrá ver, pero la conclusión es simple: la información es la única medicina para acabar con estereotipos, tabúes e ideales erróneos. El movimiento oscuro es arte, expresión y conocimiento y nunca tendrá nada que ver con destrucción, física ni espiritual.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Imprimir       Correo electrónico

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Visión Subterránea

Muñecos de silicona

Sexo entre hombres sin ser homosexuales

Fallece el creador del vaso rojo De la fiesta

Alumbre múltiples beneficios, también en rituales

Cometer errores ortográficos es cosa del demonio

El masaje Tailandés

Popó con glamour

Templo Luciferiano Semilla de la Luz

Tecnología remplaza las relaciones humanas

Purificación de Huesos En Pomuch Campeche

Wiccas en México ritual de Samhain

Nudistas en la CDMX

En Japón existen hombres y mujeres virgenes

"Aki el morado", el hombre que ama los músculos masculinos

Periodista rompe el silencio de monjas carmelitas en Argentina

La masturbación, ni inmoral ni perjudicial

Stonehenge esconde un tesoro subterráneo

Anime o manga japoneses recobran fuerza en México

Tierra Adentro aborda narrativa gráfica underground en México

Las llamadas malas palabras ocultan numerosos secretos

Templo Satánico invita a cursos para niños en EU

Pene de atleta japonés arruina sueño de gloria

Nadadora china rompe el tabú de la menstruación

Cráter de Batagaika abre la puerta a mundo subterráneo

"Topolandia", o el mundo laberíntico de Costa Rica

Vida subterránea de los drogadictos en Bucarest

Acecha al mundo la llamada red oscura

Produce Bélgica cerveza de orina

Los llaman "hienas" y reciben dinero por tener sexo con niñas

Absorber chocolate por la nariz, la nueva moda

Cien mujeres y fotógrafo de la desnudez repudian a Trump

Un periplo por los sitios marginales de la música

Auge de primera agencia de modelos transgénero en NY

Biografía subterránea de la gran "Bandida"

Alejandra Guzmán y embajadora de EUA apoyan a comunidad gay

Turismo gay gasta mucho más que el heterosexual

Chinos de urbe de Yulin devoran diez mil perros

Beatriz Zamora y su mundo negro

Estereotipos y tabúes ponen en entredicho el movimiento oscuro

Marcha de la dignidad gay prende focos rojos

Se abre la Caja de Pandora por la matanza en Orlando

Ciclistas pedalean libres de pudor en Guadalajara

Siete mil ciclistas desnudos recorrerán 23 kms el sábado

Se desnudan más de 6 mil colombianos en 5 minutos

Las reservas de la ciudad de México para los "fresas

Confesiones clandestinas de la esposa de un "friki"

Repaso de un vistazo a la literatura subterránea

¿Y si fuera cierto que los reptilanos nos amagan?

Los amantes góticos del negro y la palidez

"Agente provocador" o la Nueva Biblia de lo marginal

Cómo entender a hippies, beatniks, punks y otros

La persistencia de Diego Torres y su cine marginal

Fantasías sexuales para ellas y también para ellos

¿Asexuales, qué es eso?

Yucatán vive ritual de sangre y muerte

El poliamor ¿egoísmo, sexo o pura vanidad?

Sufren marginación laboral las personas con tatuajes

El insondable misterio de los tepuyes venezolanos

Irrumpen nuevas formas de relaciones amorosas

Los indios macuxi del Amazonas, guardias celosos del inframundo

La música subterránea, entre la experimentación y la sicodelia

Daniel Manrique y su amor de niño por los monigotes

La intersexualidad, una anomalía poco conocida,

Hijos de papi

Gana terreno en México Culto a la Santa Muerte

El cine de culto¿excentricidad, rareza o sólo extravagancia?

Ropa escasa, exhibicionismo y diversión en el metro capitalino

El futbol llanero

El cambio climático pantea una gama de serias interrogantes al ser humano

Las mejores parafilias generan placer sin causar daño o muerte

De herederos del movimiento hippie a exitosos exportadores

Encuentro nudista Invadira Zipolite

Los legendarios toquines y otros conciertos

El Rock nos une 2015, evento esperado por los rockeros

Masaes eroticos

El arte callejero, graffiti legal

Películas snuff, entre el asombro y la duda

Narcocorridos evidencian la falta de derecho

El perreo, condenado por muchos, adorado por jóvenes

Las ferias con juegos mecánicos, tradición que genera alegría

Los globos de Cantoya en Mëxico

Las ofrendas del Día de Muertos, acto cultural

Las ferias religiosas en la Ciudad de México

El doggie boom, consuelo para unos, plaga para otros

Los jipitecas, hippies mexicanos

La Ciudad de México y sus sonidos

Legislación sobre drones, tecnología popular en México

Cuando el empeño es la única opción

Las mafias de los reclusorios

Los Pachucos, cultura que no muere

El marroneo, sin inhibición alguna

La música indie en México

Amarres eróticos, liberación de inhibiciones

Otakus, amor al anime y a lo digital

Mafias que transforman autos robados

Cine porno en México; una empresa difícil

Encuentro Latinoamericano de Nudismo 2016

Drag Kings, pasión por masculinizarse

Hipsters, centrados en sí, alejados de lo convencional

Citas a ciegas, emoción por lo desconocido

Motociclismo urbano, herramienta de asaltantes

Músicos callejeros, arte a pesar de la autoridad

Merengueros y volados, dulce tradición

Ligas de futbol llanero, pasión pura

El tianguis dominical de la Lagunilla, una tradición de antigüedad

Recuerdos a flor de piel; los tatuajes

Iniciará en septiembre la Primer Feria Porno Cultural

El Cutting, un grito de ayuda

Talleres mecánicos que obstruyen banquetas

Sugar Babies, jovencitas que buscan a su Sugar Daddy

Las drogas en los 60

Las expos de sexo

Los fresas, despreciados por todos

Drogas actuales, las sintéticas

Chicharrón prensado, papa y frijol; los tacos de canasta

Los frikis, encerrados en su interés

Obra de teatro con público y actores desnudos

Transporte en Edomex; problemática sin fin

Escuelas de striptease, sensualidad y condición

Los grupos satánicos

Las peores prácticas del ciclismo urbano

Los rastafaris

La cultura cumbiera

La prostitución protegida en Sullivan

Gruperos y el narco tráfico, en el mismo territorio

La Plaza Garibaldi, entre drogas y alcohol

Lluvia dorada, una parafilia segura

Vagoneros, una mafia que estorba

Placer adicional; los juguetes sexuales

Amarres eróticos, fantasía de muchos

Matar a la mexicana; asesinos en serie del país

La danza libre, romper esquemas antiguos

Charles Manson, demencia y brutalidad

Esteroides anabólicos y los efectos de su exceso

Las mafias de la Plaza de la Computación

Taxis piratas, problema que demanda regulación

Las luchas callejeras; ilegalidad y riesgo

Los antros swinger, entre el sexo y la ley

Rock en el barrio, identidad forjada con la música

Autopartes de segunda mano, una industria lucrativa

Algunas sectas que adquirieron notoriedad

La zoofilia, riesgosa e inequitativa

Las camgirls, oficio lucrativo y erótico

Modelos alternativos, lo diferente impone

La devoción a San Judas Tadeo, abogado de causas difíciles

Los músicos callejeros, talento desaprovechado

Para mimos, los de Coyoacán

Futbol llanero, pasión, entrega y ganas de jugar

Ciclistas en el DF, transportación y salud

Mochileros, una forma de vida intensa

Obsesión por las mascotas, signo de soledad

Anabolizantes en la alterofilia

La ludopatía en los casinos; asunto de mujeres maduras

La hipoxifilia, placer por asfixia

Punketos: el descontento contra la sociedad

Máscara contra cabellera; la lucha libre en México

Los emos, el drama a todo lo que da

El gran valor de las artesanías mexicanas

La Mecanofilia: Sexo con Máquinas

Comunidades en Facebook, una nueva forma de organizarse

Performance urbano, rechazo a lo establecido

Las parafilias, complementos que satisfacen

Hoteles de paso actuales, rapidines con ambiente

La subcultura de los mirreyes, futuros gobernantes del país

Lo esencial de los eventos masivos

La vida de los limpiaparabrisas en México

La brujería, un práctica histórica

El Santerismo, una práctica religiosa estigmatizada

Los ciclistas de la Ciudad de México disfrutan de facilidades para rodar

La influencia de los comics en México y sus mayores representantes

Los cómics norteamericanos, pioneros en aventuras

Manhwa, el cómic surcoreano

Manga, el cómic japonés

Limpiaparabrisas, el oficio que los conductores repudian

La melancolía de los góticos

El fisicoculturismo, un estilo de vida polémico

Una red de delincuencia urbana, los franeleros

Sexo en el metro, sin riesgo para los sexoservidores

Acoso sexual en el transporte público

Exhibicionismo masculino, placer al mostrar

Exhibicionismo femenino, atraer por sorpresa

Antros para jóvenes en la Ciudad de México

Trajineras-antros en Xochimilco

¿Bailamos? Los sonideros de la Ciudad de México

Diversión sin horario límite, los “after hour”

Las pulquerías, una institución en Mëxico

Necrofilia, amor por los muertos

Las casas de citas actuales en la Ciudad de México

La prostitución masculina en la Ciudad de México

Fichas y cabareteras, tradición que se pierde

El rap mexicano, género en constante desarrollo

Los Neo-Hippies, la plenitud sin pelear contra el sistema

Una gran tradición, los salones de baile en México

Uso de anabolizantes en la alterofilia

K-pop en México

Esteroides, anabólicos y los efectos de su exceso

Historias de las sectas más peligrosas del mundo

Los Mods, la tribu urbana de la década de los 1960

La inmortalidad y la ciencia de acuerdo al Movimiento Raeliano

Hipoxifilia: placer riesgoso

La Santa Muerte: un culto milenario

Punketos: rebeldía contra lo convencional

La Mecanofilia: Sexo con Máquinas

Rap mexicano: en la escena subterránea

El origen de los Mara Salvatrucha

Parafilias: placeres al máximo

Lo agradable de los antros gay

Antros Lésbicos: ¿Aburridos?

La Cultura del Slam

El culto a San Judas Tadeo

Piercings

Tatuajes... ¿Arte Cultural o Moda Pasajera?

Sex Shop

El Fetichismo

Motociclistas deporte o vandalismo

Limpias y desalojos espirituales

¿Los Cholos están aquí?

¿Cómo son los floggers?

Los danzante del Zócalo, tradición y diversión

Las fiestas sonideras ''una tradición mexicana''

Los frikis ¿Moda o estilo de vida?

El sadomasoquismo, dolor en busca de placer

Arrimones Encoxadas y Groping por la ciudad

La leyenda De la cajita feliz

Los ''skatos''

La tribu urbana ''Los Darketos''

Al Natural

Activistas feministas se cagan y menstrúan sobre la bandera del Estado Islámico

Los Bikers la subculura del motociclismo no deportivo

La tribuo Emo y su origen

El Chopo, un espacio ceremonial en resistencia

¿Que son los darketos?

Una práctica sexual poco inusual: el dogging

La nueva subcultura de los Cholombianos

Cholombianos:subcultura de Monterrey

Renace en la zona urbana el Rockabilly

La música balcánica con ritmos gitanos

Recorrido en Cines Porno

Grafiti de acción contestataria a expresión artística

Poliamor, amar libremente

Nudismo por placer

PERREO

Cómics al cine, en radio UNAM

Cacería de jaguares

La experiencia "chida" de la desnudez en el Zócalo

Belleza extrema Cirugía estetica