Miércoles Octubre 17, 2018

SINGLADURA  

Estocada

 

Curiosa paradoja la del presidente Donald Trump. Justo un día después de festinar “su triunfo” en las negociaciones con Canadá para suscribir lo que ahora se llama el USMCA o tratado comercial entre México, Estados Unidos y Canadá, hijo heredero del Tratado de Libre Comercio para América del Norte (Tlcan), Trump recibe una estocada, esta vez del prestigiado rotativo The New York Times (NYT).

No es poca cosa que el influyente diario neoyorquino acuse al inquilino de la Casa Blanca de recurrir a “turbios” esquemas fiscales para multiplicar la fortuna de los Trump.

Con base en una investigación propia, una práctica periodística poco frecuente en México dicho sea de paso, el diario revela y al mismo tiempo acusa al presidente estadunidense de coludirse con su familia para evadir el fisco.

Donald Trump habría recibido como compensación por evadir impuestos la suma de 413 millones de dólares, una coima pues dicho en forma simple. Así que de las investigaciones hechas por el diario se colige que los Trump serían cómplices de una red evasora de impuestos, algo siempre grave en cualquier país medianamente operativo y más aún en Estados Unidos, donde la oficina de impuestos cobra hasta a los indocumentados.

“Él (Trump, presidente) y sus hermanos establecieron una corporación fraudulenta para ocultar millones de dólares en regalos de sus padres”, suelta el Times, una bomba periodística.

En pocas palabras y dicho de otra forma, se está acusando a Trump de conducta delictiva. Esto puede hacer bambolear a Trump y acercarlo a tribunales, en lo que sería –dicho coloquialmente- una raya más al tigre, acosado hoy desde diferentes frentes.

La investigación del Times concluyó que Trump ayudó a su padre Fred a tomar deducciones fiscales indebidas por millones de dólares y participó en crear una estrategia para subestimar el valor de las propiedades de la familia en declaraciones de impuestos.

 

Ese tipo de esquemas reducían de manera drástica los impuestos cuando esas propiedades eran transferidas a él y a sus hermanos, señaló el Times.

Los padres del presidente pudieron transferir más de mil millones de dólares a sus hijos, lo que debió haber generado pagos de impuestos de al menos 550 millones bajo la tasa impositiva del 55 por ciento a regalos y herencias.

Trump y sus hermanos, sin embargo, sólo pagaron 52.2 millones de dólares, o alrededor del cinco por ciento, según muestran registros fiscales.

Los señalamientos del Times podrían ser una nueva estocada al bisonte que habita en la Casa Blanca. Ya se verá.

En México, desde abril pasado, el presidente Enrique Peña Nieto hizo eco del mal humor de Trump y aún de su frustración en el mando de la Casa Blanca.

Peña Nieto dijo entonces: "Si sus recientes declaraciones derivan de una frustración por asuntos de política interna, de sus leyes o de su congreso, diríjase a ellos, no a los mexicanos.

Es probable que Trump esté esta noche de muy mal humor, aun y cuando hace unas horas festinaba su “triunfo” al obtener concesiones de Canadá y ¿por qué no decirlo? También de México, la parte más débil del triángulo comercial.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

@RobertoCienfue1

 

 

 

2 de octubre de 2018

Imprimir       Correo electrónico

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar