Sábado Mayo 26, 2018

 

OPERACIONES INEXISTENTES INJUSTIFICADOS POR LA AUTORIDAD FISCAL

 

Estimados lectores, al continuar con este tema de la presunción de operaciones inexistentes por parte de la autoridad fiscal, el día de hoy queremos hacer hincapié al contenido del oficio que emite el SAT (Servicio de Administración Tributaria) al tratar de justificar su actuar ante los contribuyentes.

En efecto, la autoridad fiscal al momento de formular el oficio donde señala que un contribuyente se encuentra en el supuesto del artículo 69-B del Código Fiscal de la Federación, hace mención que de acuerdo a su base de datos y a los documentos que revisó, llega a la conclusión que el contribuyente se encuentra en el supuesto de operaciones inexistentes.

Sin embargo, de manera autoritaria y sin respetar los derechos de legalidad y de audiencia de los contribuyentes, su actuar es impugnable por las siguientes razones:

  1. En primer lugar, nunca específica cuales son los datos o documentos que revisó para llegar a tal conclusión.
  2. No menciona el fundamento legal que le da validez a la existencia de la base de datos que supuestamente consultó.
  3. Nunca notifica al particular las supuestas irregularidades, encontradas en su sistema para que argumente lo que a su derecho convenga.
  4. No menciona los contribuyentes con los cuales haya realizado cruce de información para determinar que las operaciones son inexistentes.

Lo anterior, tiene como consecuencia los siguientes efectos en perjuicio del contribuyente, que se listan a continuación:

  1. Carece de motivación al no especificar los datos y documentos, lo que es contrario a la Fracción IV del artículo 38 del Código Fiscal de la Federación.
  2. No menciona el fundamento legal de la existencia de la base de datos por una sencilla razón, porque no existe, por lo cual la presunción que determina se basa en algo que no existe en el mundo jurídico.
  3. Al no notificar al contribuyente para que manifieste lo que a su derecho convenga, lo deja en estado de indefensión y es contrario al derecho fundamental de audiencia, derecho que o respeta antes de colocarlos en una situación jurídica individualizada, como es el de operaciones inexistentes.
  4. Al no mencionar los contribuyentes con los cuales haya hecho cruce de información, no contempla o investiga todos los elementos reales de las operaciones que se presumen inexistentes, es decir, no investiga los elementos de las relaciones comerciales que haya tenido el contribuyente con sus proveedores o clientes, para determinar que las operaciones son reales y que las mismas tienen sustancia al existir flujos de efectivo.

 

De esta manera, y contemplando los cuatro elementos antes mencionados, podemos llegar a la conclusión, que la autoridad fiscal en su actuar, al momento de presumir actividades inexistentes de un contribuyente no reúne los elementos de ley y tampoco los constitucionales.

Pues, no respeta el principio de legalidad establecido para todo acto de autoridad administrativa como en este caso es el SAT, de la elemental fundamentación y motivación para justificar que la conducta del particular se encuadra en el supuesto normativo del artículo 69-B del Código Fiscal de la Federación, por lo tanto, su actuar es contrario a lo establecido en la Fracción IV del artículo 38 del Código Fiscal de la Federación.

Por otro lado, el actuar de la autoridad fiscal, es contrario a los derechos fundamentales de legalidad y audiencia establecidos en los artículos 14 y 16 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, lo que implica que el dicho de la autoridad sea inconstitucional.

De tal manera, es aconsejable que cualquier desavenencia con las autoridades fiscales consultes a un asesor especializado en la materia, para que en dado caso de ser necesario pueda defender tus intereses ante las autoridades fiscales, de acuerdo con los puntos antes comentados y otros más aplicables en la materia.

 

 

13 de marzo de 2018

Imprimir       Correo electrónico

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar