Jueves Febrero 22, 2018

FernandoCÚPULA POLÍTICA

PT, ¡LEVÁNTATE Y ANDA!

* ¿A QUIÉN BENEFICIARÁ REVIVIR A PETISTAS?
* EL PRI, AL ACECHO; PRD Y MC, CÓMPLICES
* MILES DE MILLONES TIRADOS A LA BASURA
 
El gozo de la ciudadanía se fue al pozo y el Partido del Trabajo y el Partido Humanista están a un paso de revalidar su registro, tras la decisión del Tribunal Federal electoral, al ordenarle al Instituto Nacional Electoral que participen en la elección extraordinaria en el estado de Aguascalientes. 
 
Para ello, el PT recibirá 94 millones de pesos y el PH 26 millones y, en esa serie de componendas entre los partidos políticos, el PRD y MC (Movimiento Ciudadano) anunciaron que no competirían en las mencionadas elecciones de esa entidad, para, ¿qué cree usted?, no reducirle posibilidades de que, nuevamente ambos partidos puedan recuperar su registro el primero y el segundo, obtenerlo por primera vez. 
 
Como se ha informado, por no alcanzar el mínimo de votos en las elecciones federales de este año, las autoridades electorales le cancelaron el registro al PT y al Partido Humanista. 
 
Los petistas, una franquicia de cuates, que se han apoderado de este partido político desde su fundación el 8 de diciembre de 1990 y que obtuvo su registro el 13 de enero de 1994, bajo los auspicios del salinismo -se le ligó con Raúl Salinas de Gortari, principalmente, quien pretendió suceder a su hermano en la Presidencia de la República , por cierto-,  están a la espera de ser utilizados por los demás partidos, ante los escenarios que se plantean difíciles para el año entrante donde se desarrollarán comicios para renovar 13 gubernaturas.
 
Con la decisión del Trife, dada a conocer el pasado 23 de octubre,  la cual permitirá, además, paralizar todo el proceso de asegurar los bienes del PT -y del PH-, como ya lo estaba haciendo el interventor designado para ello, de manera preventiva, y de proceder a su liquidación, se le giró una orden bíblica de ¡levántate y anda!,  para este partido que, para que se dé usted una idea, nunca ha postulado a un solo candidato presidencial salido de sus filas  y formación, sino se ha dedicado a hacer alianzas para su sobrevivencia política. Esto, le ha significado pingües ganancias y se estima que en 20 años se ha gastado más de 10 mil millones de pesos que le ha dado el pueblo de México.
 
La idea original del Partido del Trabajo partió de células magisteriales, como hace ya muchos lustros, me lo declarara Teodoro Palomino, quien tenía un local en el mercado de San Cosme, frente a la Escuela Normal Superior, en la ciudad de México, y después la cristalizaron los Comités de Defensa Popular de Chihuahua y de Durango, los Frentes Popular de Lucha de Zacatecas y de Tierra  y Libertad de Monterrey y la Unión Nacional de Trabajadores del Plan de Ayala, que en sí no lograron el 1.5 por ciento requerido, en el año de 1991 -sólo lograron 270 mil votos- para que se les concediera el registro. 
 
Fue bajo el amparo de Raúl Salinas de Gortari, cuando con Alberto Anaya a la cabeza, postulando a Cecilia Soto, quien no era militante de este partido, como candidata a la Presidencia de la República, alcanzó -¿o le regalaron?-  896 mil  426 sufragios  - equivalente al 2.67 del total de los votos- en las elecciones de 1994 y  el PT alcanzó 10 diputados federales de representación proporcional. 
 
De allí a la fecha, el PT sólo le ha servido al sistema para componendas políticas y mantener el status quo, por ello, llama la atención de cómo el Trife le brinda posibilidades, con la complicidad del PRD y MC para que sólo con tres mil votos que obtenga en la elección extraordinaria del distrito 1, en Aguascalientes, rebase el 2.9958 por ciento y llegue al 3 por ciento requerido en la elección de diputados federales que se desarrolló en el mes de julio pasado, para que se le revalide el ansiado registro que le permitirá seguir derrochando el dinero en aras de la supuesta democracia mexicana. 
 
 
El PRI está al acecho, dado que sabe que a los dirigentes de este partido ribeteado de izquierda, con el que ya ha hecho alianzas en el pasado, le puede servir y, los demás partidos como el de la Revolución Democrática y Movimiento Ciudadano, saben que si le hacen favores, serán retribuidos generosamente en los próximos comicios. 
 
Para el doctor en Ciencia Política y Profesor investigador del IPN, Rosendo Bolívar Meza.  la definición sobre el PT es muy clara: 
 
Es un partido político minoritario, de izquierda, que para su sobrevivencia política ha requerido participar en coaliciones electorales con otros partidos tanto minoritarios como consolidados, influyendo poco en el diseño de las plataformas electorales de  las coaliciones en las que ha participado durante sus primeros veinte años de existencia. En el ámbito de la ingeniería electoral, sus candidatos sólo han sido propuestos en los espacios que les concede el partido que encabeza la coalición, generalmente sólo en las regiones donde el PT tiene presencia y donde los consolidados suelen carecer de ella". 
 
Curiosamente, el PT, el cual fue creado para quitarle votos al PRD, famosa es aquella frase de Carlos Salinas de Gortari, que buscaba un sistema político en su sexenio (1988-1994) de el bipartidismo -sólo quería al PRI y al PAN, para que se rolaran la Presidencia de la República, como en los EUA, de Republicanos y Demócratas- , de "ni los oigo, ni los veo", a los perredistas que, conformados por Cuauhtémoc Cárdenas, Porfirio Muñoz Ledo y otros ex priistas connotados en 1989,  ha concretado alianzas principalmente con el PRD, También, conforme es la talega y los oros, hace alianzas con el PRI y con el PAN, todo en aras del negocio y complicidades de la política. 
 
El reparto del dinero - miles de millones de pesos, del erario público, que reciben como prerrogativas de las autoridades electorales, así como por participar en el reparto de curules y escaños y formar parte de comisiones en las Cámaras de Diputados y Senadores- ha provocado una guerra intestina.
 
Así, en la rebatinga por el dinero que el sistema político les brinda a manos llenas, para Alberto Anaya y sus cuates, surgió una corriente disidente, encabezada por José Narro, Marcos Cruz, Óscar González, Joaquín Vela, Miguel Bess, Herón Escobar, Ezequiel Flores, Alfonso Primitivo, Armando Bautista Eli Ferrer y Héctor Yescas, entre otros, que conformaron la llamada Unidad Democrática Nacional.
 
Para el politólogo Rosendo Bolívar Meza "la creación de UDN del PT se hizo para revertir lo que sus integrantes consideraban como una concepción patrimonialista del partido, impuesta por su dirigente nacional, Alberto Anaya. Sus integrantes deploraron la forma en que, para ellos, se había desvirtuado el proyecto político (sic) y la estrategia de estímulos y castigos que utilizaba Anaya para comprar lealtades. Denunciaron la creciente concentración del control partidista en unas pocas manos, lo que había sido apuntalado por la creación de la figura de comisionados políticos, designados desde la dirigencia nacional para impedir el crecimiento de dirigencias estatales no afines a Anaya. Esta figura de los comisionados políticos había desplazado y desaparecido direcciones estatales legalmente constituidas en aras de mantener el control central y contraviniendo el carácter federado del PT, según se establece en sus estatutos". 
 
Muchos de los petistas se salieron del PT y se fueron al PRD, mientras Alberto Anaya y sus cuates han conformado la Coalición Por el Bien de Todos, Frente Amplio Progresista, Convención Nacional Democrática, coalición Salvemos a México y Diálogo para la Reconstrucción de México. 
 
El PT lo mismo apoya a Andrés Manuel López Obrador, a Cuauhtémoc Cárdenas, a los candidatos del priismo, de Movimiento Ciudadano, en sí, a aquel partido que les garantice que coaligados van a obtener senadurías,  diputados federales, locales, regidurías, sindicaturas, alcaldías, etc.. Ellos están al mejor postor y, alguien, dentro del priismo, les volvió a dar oxígeno, por algo, el salinismo está de vuelta, con tantos exponentes del régimen de este personaje central incrustados en la actual administración peñista, seguramente, ante el desgaste del Partido Verde Ecologista de México, que se desgastó, indudablemente, este pasado proceso electoral federal. 
 
¿Qué utilidad para los mexicanos tiene el PT en la vida política nacional, si sólo están esperando el favorecerse económicamente con las alianzas?
 
Entonces, ¿no es sospechosa la decisión del Trife de resucitar al PT y de paso, darle algo de respiración artificial al Partido Humanista?.
 
Claro, les dan el registro y a vivir como reyes...sin trabajar, por que están construyendo -eso dicen- la democracia en México.

 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

 

 

 

 

Imprimir       Correo electrónico

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Cúpula Política