Sábado Agosto 19, 2017

 

rfvDiario Ejecutivo
  • Scrooge y hartazgo de los reyes magos
  • El día en que Baltasar decidió renunciar  
  • Gasolinazo, WalMart, Rassini, Kia, Walkman

 

 

Este año, los Santos Reyes o Reyes Magos o Santos Reyes Magos mostraron síntomas de desilusión, de impotencia y hasta de hartazgo, al grado de que uno de ellos comenzó a releer los cuentos de Charles Dickens para identificarse con Ebenezer Scrooge, el hombre que odiaba la navidad.

En primer lugar fueron millones de cartas las que recibieron de los mexicanos, en las que les pedían que el gobierno diera marcha atrás al gasolinazo. Fue tal la insistencia epistolar, que intentaron hacer contacto con el presidente Enrique Peña Nieto, pero no lo encontraron ya que estaba de vacaciones y cuando regresó su único interés era cumplir al pie de la letra (o a pie juntillas, como también se dice en el argot mexicano) la idea de imponer al primer secretario de estado nombrado por un presidente electo de otro país.

Enorme frustración, al no poder cumplir el deseo de los millones de mexicanos. Por eso, dicen, se les vio tan tristes que hasta uno de ellos pensó en el suicidio y otro más –aseguran fuentes cercanas a los hechos- se cubrió el moreno rostro con un pasamontañas y acudió a centros comerciales a participar en actos vandalismo para conseguir regalos que distribuir en su camello en la noche de reyes. Uno más fue visto en las manifestaciones pacíficas afuera de una gasolinera en calzada de Tlalpan.

Pero uno de los graves problemas es que, al no poder satisfacer los deseos de los mexicanos, uno de los tres reyes magos (unas fuentes aseguran que Gaspar, pero no me consta) sufrió un fuerte conflicto de identidad. Se miraba largamente en el espejo y de repente veía el rostro de un obrero al que apenas en la próxima quincena le llegará el aumento al salario mínimo ¡35 pesotes más! Otras veces el reflejo le devolvía la imagen de un oficinista que ya no podía endeudarse más porque sus tarjetas de crédito estaban hasta el tope. Incluso se vio como un campesino que, por el aumento de precios en esta cuesta de enero, no podía comprar en el mercado los alimentos que él mismo producía. Ese fue –de acuerdo con datos extraoficiales- el Rey Mago que estuvo al borde de poner fin a sus días. Afortunadamente el arma con la que pudo intentarlo estaba empeñada desde días atrás en el Monte de Piedad. Finalmente, tras de que se le pasaron las intenciones suicidas decidió hacer un esfuerzo mayúsculo para cumplir con su cometido anual de llevar regalos a los niños que habían puesto su zapato bajo el árbol de navidad.

Desde luego que ya una vez puestos de acuerdo los tres Reyes Magos en que, a pesar de la frustración de no poder cumplir el deseo de los mexicanos de cancelar el gasolinazo, debían visitar todas las casas y llevar presentes en la noche del cinco de enero (cuando todavía pueden verse en el cielo las tres estrellas alineadas. Claro, si no hay contaminación que lo impida) y alistaron al caballo, el camello y el elefante. Menos mal, dijeron, que no usan gasolina, aunque ya aumentó el precio de la alfalfa.

Y aquí fue donde las cosas se pusieron difíciles.

-No sólo no nos pagan, sino que además tenemos que poner dinero de nuestra bolsa por ese mal llamado espíritu de la navidad-, dijo Baltasar, poniendo por primera vez en siglos el negrito en el arroz.

Melchor se quedó pasmado y pensando. Trató de rascarse el cabello con el dedo índice de la mano derecha, pero no pudo por el turbante que le cubría el pelo, aunque sí le hizo arañazos a la tela:

-Chale, carnal. No hay purrum. Pero tenemos una obligación que cumplir- le dijo a su compañero, el negrito del arroz-. No podemos hacernos rosca con los regalos.

-Dime Mel –retó Baltasar a su compañero Melchor, nombrándolo con un apodo modernizado en el cual el ahorro de letras es cada día más patente en las pláticas coloquiales- ¿Para qué diantres nos alcanza con el poco dinero que tenemos?

-Menos mal que dices diantres y no demonios, Balti, carnal. En verdad os digo que son pocos maravedíes para tan grande hazaña que nos ha tocado en suerte realizar en este principio de año, pero todo sea por el espíritu de Navidad.

-¡Cual espíritu de Navidad, Mel! si los mexicanos no tienen tiempo para pensar en navidades, apenas pueden subsistir… A ver dime ¿Quién se acuerda en esta temporada de por qué existimos y del nacimiento del Niño Dios, a quien rendimos homenaje?... Nadie.

-Es verdad –intervino Gaspar por primera vez en lo que hasta entonces era un diálogo- nadie se acuerda: los pobres buscan como conseguir dinero para regalos y los ricos disfrutan de lujos y gulas. Miren.

Gaspar sacó una bola de cristal en la que observaron una familia mexicana, en la que los papás tenían hasta tres trabajos fijos para satisfacer las necesidades básicas y llegaban a su casa (si es que podía llamársele casa a un cuarto redondo). Del otro lado miraron a uno de los accionistas de El Palacio de Hierro, brindando con champaña porque las utilidades de 2016 fueron excelentes.

-Como pueden ver –añadió Gaspar- unos no tienen tiempo para pensar en la navidad. Otros tienen todo el tiempo del mundo para poder extender el espíritu de solidaridad de esta temporada, pero solo saben mirar sus ganancias.

-Eso es lo que digo –apoyó Baltasar-. Además, la mayoría de los mexicanos están cansados de visitar tiendas, mirar escaparates y estrujarse los bolsillos porque no les alcanza para nada. Ni siquiera para una rosca. Para colmo, agrego Balti, en las tiendas los hacen caminar el doble porque si quieren comprar unos calcetines ya no existen departamento de calcetines, sino que tienen que ir recorriendo los stands de cada marca para ver los precios. Imagínense, caminar para un lado y ver un precio, luego regresarse para el otro lado, para compararlo y finalmente volver a andar otros 500 metros para comprarlo, si es que el dinero les alcanza. Definitivamente, es mucho trabajo y poco el dinero. Por eso ya comencé a odiar la navidad, al igual que un personaje de hace muchos años, a quienes decían señor Scrooge.

-Andas mal mi querido Balti, chale carnal, quieto prieto, sereno moreno - insistió Melchor.

-¡Que mal ni que ocho cuartos! Lo que anda mal es el sistema. Ya viste las escenas que nos mostró Gasparín… Perdón mi querido Gaspa, pero es que ahora los mexicanos conocen más a un personaje de la televisión que se llama Gasparín que a ti, mi estimado.

-No os preocupéis que ya lo conozco -dijo Gaspar-, pero el asunto que nos atañe es que debemos cumplir con nuestro cometido. Este año millones de niños esperan un regalo en su zapato, aunque sea una pequeña nuestra de afecto que les haga ver que son tan importantes como el niño que nació hace ya más de dos mil años en  pobre pesebre...

-Bájale, mi estimado Gaspi, que hasta pareces autor de tangos o por lo menos guionista de Televisa. No seas cursi.

-Cursi, tu RCHPM, como escriben ahora en internet para ahorrarse palabras.

-Serenos, morenos. No hay purrum. Párenle los dos, que no son tiempos para tener diferencias. Es momento en que debemos estar unidos ante las adversidades que llegan del exterior. Sólo unidos podemos hacer frente a las turbulencias globales que pueden afectar la buena marcha de la economía. Unidos podemos conservar los éxitos que se han logrado y que nos ponen muy encima, macroeconómicamente hablando, de las demás economías emergentes, gracias a las ref…

-¡Ja, ja, ja, ja, ja -soltó la risotada Baltasar- lo que nos faltaba, Melchor ya se volvió priista!  Hasta parece malhechor de esos que gobiernan México.

- Órale, carnero, no me ofendas que yo soy de Oriente y no precisamente del oriente de la ciudad de México, en donde se acumulan todas las miserias que no se han podido mitigar a pesar de que México ha cumplido con mantener incólumes todas las variables macroeconómicas que dan estabilidad a un sistema en el cual las medidas las medidas que se toman, aunque dolorosas son necesarias para…

-Te digo que le bajes de tono a tu discurso, mi querido Melchor porque de lo contrario me voy a dormir a media jornada.

-En fin –terció Gaspar, con su corona de Rey mago ya medio desajustada por el acaloramiento de la plática- tenemos que ponemos de acuerdo en el qué y el cómo para poder llevar nuestro mensaje a los niños mexicanos.

-Lo más importante –le respondió Baltasar, cada vez más molesto y sacándose la corona de rey para colocarse en la cabeza un sombrero de copa similar al que Charles Dickens describió para el señor Scrooge- no es el qué y el cómo, sino el cuánto.

-Calma, que habla el alma, carnal. Te has vuelto muy materialista, mi estimado Baltasar-, dijo Melchor

-Y tú muy xenófobo, mi estimado, Mel. Ya hasta te pareces a Donald Trump. Sólo porque soy negro y exijo mis derechos, ya me llamas materialista y no dialéctico.

-¿Pero qué te pasa, querido Baltasar? –preguntó Gaspar.

-Nada, que estoy harto. Harto de tener poco presupuesto para regalos, harto de que el dinero no alcance para nada, harto de que las tiendas departamentales sólo sean escaparates de marcas y no tomen en cuenta a los consumidores. Harto de que nos aumenten el trabajo, pero no las retribuciones. Harto de que aumenten los precios sin tomar en cuenta las necesidades de los consumidores….

Mientras daba su retahíla de hartazgos, Baltasar se quitó la capa y las babuchas. Toda la ropa, hasta quedar desnudo.

-… Harto de que no se nos reconozca nuestro esfuerzo. Harto de que el espíritu de navidad se haya convertido en un mero mercantilismo...

Baltasar se fue poniendo unos pantalones de casimir inglés, un chaleco, dentro de cuyo bolsillo colocó un reloj de cadena “made in China”. Se calzó unos zapatos bostonianos.

-… Harto de que se nos haga trabajar de más en esta temporada. Harto de ver caras tristes de los dependientes de almacenes que tienen que soportar horas de pie y que no pueden siquiera ir al baño…

Se puso un largo saco que le llegaba hasta los muslos.

-Harto de que los dueños de las tiendas festejen esta temporada sin acordarse de que son épocas de solidaridad.

Se puso encima de todo un grueso abrigo y una capa.

-Harto de la navidad-, dijo mientras comenzaba a esgrimir un bastón con empuñadura de plástico imitando al oro.

-Chale carnal. Pero tenemos que cumplir- le dijo Melchor.

-Así es –le respondió Baltasar-, pero si saben contar, para 2018 no cuenten conmigo. ¿Qué parte de que estoy harto no entendieron? Es la última vez que los acompaño. Para el año entrante, si siguen las cosas como están, seré Baltasar Scrooge, el Rey Mago que odia las navidades.

Así fue como en 2017, uno de los reyes magos, el negro Baltasar, anunció su deseo de convertirse en el futuro en el nuevo señor Scrooge, por estar harto de la situación económica y social. Un la estación Tepalcates, el filósofo del metro escribía: Cuando llegan los reyes traen en regalos, cuando no, pues no.

NA (Nota del autor): las palabras textuales que aparecen en el escrito fueron obtenidas de las intervenciones (colocación de micrófonos) llevadas a cabo por las autoridades de la Secretaría de Gobernación y que fueron filtradas anónimamente a este escribano.

 

Tianguis

 

Muchas son las reacciones al gasolinazo, aparte de las manifestaciones en su contra y de la reaparición de grupos pagados para vandalizar, al estilo de los halcones. El Secretario General de la Alianza Campesina del Noroeste, Raúl Pérez Bedolla dijo que el gasolinazo y el posterior mensaje de  Enrique Peña Nieto en vez de brindar tranquilidad reanimaron la inconformidad al  mostrar su insensibilidad para ver la problemática en cadena que trae el aumento a los precios de la gasolina. Previó un fuerte incremento en los costos de producción, que podrían registrar alzas hasta de 40 por ciento en productos de primera necesidad alimentaria, como lo es la leche, la carne de res, carne de puerco, pollo, huevo, maíz (tortilla) y frijol… A su vez, la Coordinadora Nacional Movimiento Plan de Ayala, que encabeza Francisco Jiménez Pablo, dijo que el aumento brutal al precio de las gasolinas y diésel es un golpe despiadado al pueblo mexicano que ve como el aumento otorgado a los salarios mínimos de siete pesos para ubicarlo en 80 pesos diarios se diluye al comprar los alimentos de la canasta básica la cual aumentó ya hasta un 40 por ciento…. A su vez, el coordinador de los diputados del PRD, Francisco Martínez Neri,  calificó de absurdo lo dicho por el titular del Ejecutivo federal, quien  en mensaje a la Nación negó la evidente relación que existe entre el  alza en el precio de los combustibles y la Reforma Energética, derivado  de la aprobación en la Ley de Ingresos para 2017, que el PRI y el Verde  impulsaron. “Con este mensaje está actuando de  forma insensible e irresponsable ante las justas demandas ciudadanas”, señaló… Por otra parte, Wal Mart dio a conocer que espera un crecimiento de las ventas en las mismas tiendas en México superior al estimado de 6.0 por ciento durante diciembre de 2016, por las remesas mayores de lo esperado. Estas ventas  aumentarían por encima del 7.5 por ciento en el cuarto trimestre del año pasado… Rassini, la principal productora de autopartes mexicana, dijo, en relación la cancelación de Ford de construir su nueva planta en San Luis Potosí, que la decisión de la empresa automotriz estadounidense “no tiene impacto alguno en las operaciones, finanzas o planes de crecimiento de la compañía debido a que no se tiene ningún contrato de proveeduría de componentes para ninguna plataforma que fuera a producirse en dicha instalación”. A sus accionistas, dio a conocer que Rassini mantiene una relación de negocios de muchos años con Ford y más allá de instalaciones específicas… Kia Motors México celebró el último mes del 2016 consiguiendo 6,030 unidades vendidas, lo que se traduce en un crecimiento de 110.4 por ciento respecto a noviembre. La armadora coreana volvió a superar la barrera de los 6,000 vehículos vendidos en un sólo mes gracias a la oferta de productos que tiene en el país, cerrando el año en la 8va posición, ranking en el cual se afianzó desde el pasado mes de abril… Sony Corporation presentó sus novedades en la feria de Las Vegas. Entre las que se encuentran los  productos que, con la tecnología HDR (alto rango dinámico). Una de las novedades es el  nuevo Walkman que pesa menos de 100 gramos y tiene una batería de hasta 45 horas, además de que es compatible con Bluetooth y con otras tecnologías.

 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. 

 

 

 

Imprimir       Correo electrónico

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Diario Ejecutivo

Caso Rafa y Julión: titipuchal de preguntas

Peña Nieto y el fantasma de Custer

Coaching, la neo secta del SXXI y los legionarios

El oficio de la sumisión ¿Y la soberanía, apá?

Señor Meade: el orden de los factores…

Holbox: llamada de atención mundial

Violencia: cáncer del modelo económico

La irresponsabilidad social de las empresa

Negociadores del TLCAN ¿a quién representan?

La rebelión Zapotitlanes

El Paso Exprés y la corrupción PRI-AN-PP

El TLC y los renglones torcidos del maíz

Concentran grupos financieros dos veces el PIB

El drama social del del cierre de "Toñitos"

Edomex, campeón de corrupción a IP

La jornada : claves par entender el conflicto

De Bayby Boomers y Heides a viejitos pobres

¿Con qué cara señor presidente Peña?

Medios: más ingresos con menos personal

Los bancos y la guerra electoral

Documentan el "racismo a la mexicana"

Mazapanes con azúcar morena

México campeón mundial de desigualdad

Bezares: la doble moral de Xóchitl Gálvez

Sanseacabó: el santo del PRI y de EPN

Acuerdo azucarero y el efecto Trump

El día que murió "La libertad de prensa"

Delfina ganó mucho: ¿Ganará EPN?

La práctica común del litigio en medios

Otro homenaje a Manuel Buendía

Primer semestre: nos volvieron a saquear

¿Porque los maestros apoyan a Delfina?

Respuesta de SuKarne a esta Columna

Tecnoradio y ultimátum a Radio Centro

Sagarpa y SuKarne: historia de terror

Sembrar miedo mantando periodistas

IP: Mentirocracia, agnotologia y promesas

Mexicanos, ya no en Dios confiamos

Subtítulos: México, mal; Miami, bien

IP: cada vez más RP y menos PP

Irresponsabilidad en deporte mexicano

Primer trimestre muy contradictorio

1 de mayo: 10 hechos para indignar

Edomex: PRI gana con segundo lugar

Mancera: Ahora si te tengo miedo

Gobernadores: neoliberalismo y corrupción

Inseguridad, mensaje múltiple del INEGI

¿Para qué o para quién sirve el INEGI?

Otra vez, la doble moral de Mancera

Minería: México no entiende historia

EU y México: la crisis de los medios

La deuda que todos pagamos

Marzo, Mes de Muerte a periodistas

Reviven (mediáticamente) el caso Ficrea

Ecos de la 80 convención Bancaria

La Rambo económica y el trumpito

La 80 convención Bancaria y la política

Golpe y acoso: ¿Venganza de Mancera?

Medios: dueños ricos, periodistas pobres

Mancera: principal promotor de AMLO

El “Negro” que puso en jaque al mundo

Periodismo y la crónica de la crónica

Oídos sordos a “es la economía, imbécil”

Sí, salvan la Loma: KO a SCT y Altozano

No sólo en EU, aquí peligra libertad de expresión

Logro de EPN: eliminar justicia social

En riesgo, lo que queda de la paz social

En 2016 creció el club de los Nabab

El engendro abortado de Billy Álvarez

15 notas sobre la marcha de la sumisión

Trump: mexicanos apáticos, gringos proactivos

Los bancos, superganones en el 2016

Más Noa Noa que Constitución del 17

Réquiem por los derechos de la audiencia

Slim: Terminator, Negociator e Ilustrator

El cacique golpeador y la amante sumisa

En solidaridad con la Jornada

El Pacto y la crisis de representatividad

¿Por qué no una marca de autos mexicana?

Scrooge y hartazgo de los reyes magos

La insaciable hambre de la iniciativa privada

Carta a Crescencio Ibarra, padre de Rubí

Cadenas de TV: reprobadas en confiabilidad

2017: economía de pronóstico reservado

Derechos humanos y débiles auditivos

El nuevo socio (sucio) de Pemex

Crisis de defensores de la audiencia

Telenovela Zeta: ¿episodio desde la cárcel?

¿Quién mató a la revolución mexicana?

El regaño al niño Nuño y los subtítulos

TLC: hay que tomar la palabra a Trump

Trump: el juego de cada quien su idiota

¿La UNAM apoya a Moreno Valle?

EU, 22 años de proteccionismo en salud

Los “prietitos” de Enrique Peña Nieto

Vino la calaca y escribió calaveras

Monsanto inicia experimento de maíz en México

Ahora sí investigan a Nadro y Marzam

Verdadero año de Hidalgo del PRI

Execrable manipular a los jubilados

QR: ¿la venganza del pirata del Caribe?

2 de octubre, evocando al otro 68

Agro: dos caras de EU y crisis en 2016

La muerte como bandera política

Un ángel transexual y una familia dividida

Collins pide trato igualitario a transnacionales

Uptown y buitres de la crisis financiera

La Mal parida Asamblea Constituyente

Día del Grito...de dolor y de coraje

México, un país de otro planeta: ONU

Ni Videgaray ni Mead lo ven; Trump, si

Gasto mediático: ¿sobregiro o subejercicio?

Los "guardias blancas" de EPN y Larrea

Muro trumpiano, empresas de EU y Baxter

Banamex y EPN: publirrelacionista de Trump

Vidanta: respeto a gente y ecosistemas

Vidanta, ¿investigado por la ONU?

Cofepris tiene tareas más importantes

En peligro, único boom exportador: el agro

La danza de los 10 mil mdd en medicinas

De Puebla, palitos, pericos y Baxter

La impunidad panista de La Loma

Otra vez, la transnacional Baxter

35 años de la PC ¿Y la Printaform?

Cenegas: nuevo centro, misma corrupción

Río: Temer y el cáliz de Chico Buarque

Tv olímpica, más abierta que el duopolio

José Carral: ¿Tirará 70 años a la basura?

Megamarcha: 100 mil campesinos despojados

Siéntense a comer: es temporada de chiles

Eurisaces: más socios ¿y la justicia, apá?

Tequileros ponen en jaque al mezcal

Reacciones al desvío de Pemex a la IP

El perdón desinfla salvavidas de OHL

Desvían 5,000 mdp de Pemex para IP

¿Qué trae Mancera contra la prensa?

Una ultra-alianza mega-bicicletera

Tres artistas por cada abogado

A 40 años del golpe de Excélsior

Safe ayuda a la viabilidad del IMSS

Obama el populista y EPN el cínico

Otra vez la discriminación a sordos

El día que EPN se comprometió con Bailleres

Brexit, los imbéciles son otros

EPN y el estado general del país

BankAmerica: banquillo de los acusados

La doble moral del sector empresarial

Mancera, el príncipe idiota, y el iluso

Los mexicanos que lavan dinero

Dinero: eje de "la agenda setting" mexicana

Ficrea y Sefise: justicia olvidada

Las elecciones y el nuevo eje libanés

Periodistas y asamblea constituyente

Bienvenidos al nuevo Despidolandia

Fuga de capitales, corrupción, etc/parte 2

Fuga de capitales, corrupción, etc, etc, etc...

El trabajador mexicano: una caricatura

Redes: Fuenteovejuna el siglo XXI

Tlaxcala y la Malinche quistémica del IMSS

A 3 pesos cada limón de Papá Porky

La panza del caballo de Troya del Siglo XXI

Baxter y la palabra de Deshonor

50 (+) marcas para estimular la nostalgia

En IED, México pierde confianza

El País: cómo dinero mata periodismo

Demanda a un quiste del Seguro Social

Una vida vale menos que una noche de hotel

¿En dónde está Antonio del Valle Ruiz?

15 claves para tratar de entender a Brasil

Un quiste adherido al Seguro Social

Del precio del limón a los porkys violadores

Uber derriba el mito del libre mercado

Telenovela Zeta: congelan cuentas al patriarca

Los papeles de Panamá: es la moral, idiotas

Los Porkis, agravio a los mexicanos

En defensa del mezcal: ¡No a la 199!

El vía crucis de las nuevas manceradas

The Independent y el accionista mayoritario

Solidaridad con Arne: ¿Quién apoya a Libien?

Si señor EPN: la IP es corrupta ¿y ahora qué?

Récord en sobreexplotación de mexicanos

Caso Sefise y los orígenes de una mafia

Rebelión de la IP contra el SAT

Los otros dos Méxicos, de la ABM

Por la ética en los dispositivos médicos

Miguel Ángel Mancera: "El huero verme"

2015, ano negro para las empresas

Nuño, alfabetismo, Canal 11 y subtítulos

Con EPN, el mayor saqueo de la historia

PIB pre cápita: Ko ¿Qué festeja EPN?

Otra Cara: sacar a PiSA a coo de lugar

Baxter niega imputaciones

¿Patrocinó el INE transmisiones papales?

Concluye la papamanía:¿sirvió?

Esta es Palabra de francisco

Papa Francisco: inconodidad y complicidad

¿Qué piensan los periodistas de la economía?

TVUNAM-Televisa¿Regreso al futuro?

Baxter contra transparencia del IMSS

¿Quien liberó a defraudadores de Sefise?

El periodismo: OHL y Tajamar

Dos empresas por cada sindicalizado

Chapo, Canteli y el subcartel de Puebla

La Guerra por los subtítulos es de AL

La economía, mal y de malas

Semilla Del CCE ¿malos políticos?

Escandaloso caso de Reserva Santa Fe

Carstens: tarde, pero con sueño

Telenovela Zeta: ¿una nueva traición?

José Ángel Gurría: político mentiroso

La noche de los zapatos vacíos

Los trabajadores, invisibles para autoridades

2015: los mexicanos engañados

UnomásUno: el dolor de la alergia

El CCE: juguete político de Claudio X

Este es un asalto chido, versión 2015

Autos eléctricos: verdadera revolución

La IP, corrupta: 2 de cada 3 mexicanos

Mancera: Violar DH para ¿Salvar DH?

Día de la discapacidad: ¿Y los sordos?

COP21 y los golpes de pecho

La disuasión y la comunicación social

Intocable, el gringo Rey de la Jaiba

Caso Mixe: ¿privatizar lo colectivo?

Otra vez corrupción en SCT e Infonavit

Diario de un (Buen)fin de semana largo

Telenovela Zeta: el invierno del patriarca

Santa Fe y la constructora invisible

Belisario: medalla totalmente Palacio

Regresa el bodrio llamado Buen Fin

Foro agropecuario rompe expectativas

Defensa de la mataperros de la Condesa

Huracán Patricia e hipótesis del ASPAN

Linchamiento: 10 datos sobre Ajalpan

Sangrar al IMSS: deporte nacional

Negociación ATP (A Todo Peligro)

Venden Turín ¿Qué queda del chocolate?

El maíz que un día fue nuestro

Los ladrones del Club del Conejo

Eurisaces daña la reforma energética

¿Qué pasaría si la mafia mata al turismo?

De cómo un gringo robó la jaiba nacional

Protección a periodistas: desproporción

Mancera, sospechosismo y extorsionismo

EPN, el deporte y los sacadólares

Matan otro periodista: ¡Paren esa masacre!

Eurisaces, defraudó a ahorradores de Ficrea

Mancera y su capricho de 480 mdp por 16 días

Privatización IMSS-ISSSTE/ parte 3

En México un lema: morir de periodismo

Peña Nieto: ¿Y los mexicanos, apá?

Reservas peor que en efecto tequila

La pobreza y naranjas de cinco pesos

Nafin, Bancomext, Findes: ¡Cuidado!

México: medalla de oro... en esclavitud

Pobreza impide mejorar economía

Privatización IMSS - ISSSTE ¿rumor?

En Francia, Le Chapó, Dantés y ValJean

Mancera: el pez se pudre por la cabeza

Delicados: la destrucción de una marca

Gracias Grecia: ¡no al chantaje!

Jacobo, el periodismo y el antiperiodismo

Hoy, golpe a la economía trabajadora

Hetero Drugs y los principios activos

+Kota se burla de redes y Anonymous

Mancera: estilo salinista de gobernar

1981 y el fracaso de la globalización

El México maravilloso de EPN y Videgaray

Donald Trump el ecocida y memoricida

Club Bilderberg, EPN y Grupo Monterrey

Mexicanos votamos por el bolsillo

Fraude a Unifin, tipo Oceanografía

Guajardo: ¿Otra traición a patria?

Trabajadoras sexuales: acosadas en su día

Blatter: un sinvergüenza y para colmo cínico

Escándalo de la FIFA ¿Y la FMF?

Mancera y Uber: ¡Que se jodan los feos!

Para Edomex 2,802 mdp más que en 2014

PGR y la criminalización de periodistas

SCT: precisiones y reiteraciones

¿Renunciará Ruiz Esparza a la SCT?

Grupo Zeta: hormona mata neurona

Otra vez más: periodistas agredidos

Otra vez más: periodistas agredidos

Limpieza social marca #Mancera

¡Hijos de su hackeadora madre!

Diez observaciones sobre La Jornada

¿Hay en México genocidio económico?

Empresas ganan, los mexicanos pierden

Réquiem por las salas de prensa

Acuérdate de abril: muerte en la radio

Las fuerzas armadas, en la economía

EPN, IED y esclavitud automotriz

La guilda de los neoliberales

La ironía de la "Hermosa Juventud"

Vergara: cuando pierde arrebata

Semana santa de Poncio Mancera

Todos contra Joaquín Vargas

Premio Nobel y la ira de EPN

Insólito: más violencia igual a más crecimiento

Salud: sector público desmantelado

Ecos de la convención bancaria

Convención bancaria: optimismo

Aristegui: la sociedad no era arisca

Convención Bancaria: de Greenspan a Bernanke

Nueva televisión o viejos vicios

Carstens: el avión ya se cayó

Balanza comercial en focos rojos

País de "cuello blanco" y "cuello" a secas

¿Y la IP, apá? ¡Ingrata pérfida!

HSBC, beneficiario de condonaciones

Sombras de Grey: R.R.P.P. y EPN

¡Te extrañamos, Don Fernando!

SIEM: en 40 días 140 empresas menos

Caso HSBC: la otra vergüenza

El caso los trabajadores expiatorios

Borola Tacuche entró en cartera vencida

Periodismo, outsourcing y mileurismo

La ciencia en el país de la ignominia

Asesores de inversiones "piratas"

665 pulquerías y curiosidades cantineras

En México: ¡urgen más cantinas!

Petróleo más barato que el agua

INE, como el perro de las dos tortas

Roberto Servitje: el gran provocador

TLC: ¿otro bloque que se desmorona?

Ya llegó el periodismo del futuro

¡Viva María! 50 años y nada cambia

¿Por qué no llegaron los reyes?: versiones

Día de los inocentes: personajes

Las mentiras de los economistas

Regalos de navidad a EPN y trabajadores

Slim, de banco familiar a banca masiva

Van 60 años con la misma especulación

Mancera: digno sobrino de su tío

Ayotzinapa: víctima de lucro mundial

Televisa puso de rodillas a EPN

En diciembre: la cuesta de enero

Gaviota: devuelve tu casota

Dos años de EPN: despertar de la sociedad

EPN descubrió el México real

FMF y su corazón de Chapultepec 18

Con Plascencia, opacidad en la CNDH

El arte y Su Alteza Imperial de BC

Ayotzinapa y los Rubén Figueroa

Carmen y el cáncer del antitabaquismo

Tequila 100% agave azul: made in Sinaloa

Azúcar: dulce bandera de paz con EU

Apoyo al campo o tensión social

Inicia Foro Global Agroalimentario

Crónica de un día en la Pana

Vivienda en el DF: ahogada sin salvavidas

El olvido de otros asesinatos políticos

Nafinsa aterriza reforma energética

La marcha y ¿el despertar de México?

Luces del Siglo: la infamia

Vegetarianismo involuntario

Respuesta de Stevedoring (SSA)

El colmo: Chinos explotan a chinos en México

Corrupción y 3 décadas perdidas: ANEI

Licitaciones de TV: ¿intereses encontrados?

Roberto, sus 97 hijos y 23 esposas

Mancera y debate sobre la izquierda

Bancos: 11,675 mdp en publicidad

Felices fiestas transgénicas mecsicanas

Grupo México: Sonora y duelo de intereses

Alemán: urge rescatar a la clase media

Videgaray olvidó al mercado interno

Sector pesquero, con la quilla rota

Informe: AICM, Malinche, autos, metro, BM

Campo: la reforma que no va

Los parquímetros y las redes sociales

Con EU, la amarga guerra del dulce

Parquímetros ¿quién gobierna esta ciudad?

Dinero al campo, baja interés a sólo un dígito

Justicia ¿Hasta dónde llegará?

Renault regresa por sus fueros

Vida y comida, a meses sin intereses

Juventud: desesperanzada y exiliada

El escándalo Iave y el socio de Televisa

Holbox: pobreza, ignominia y economía

Informalidad: ¿experimento de la IP?

El extraño caso de la baja del gas?

La economía virtual crece ¿y la real?

Ecocidio: una tragedia en cuatro actos

Europa, nueva guerra del atún

Guitarras: Bye, bye Paracho; Welcome China

Un partido económicamente correcto

Diario Ejecutivo-Deudores morosos ¡no están solos!

Diario Ejecutivo-¿Por qué Estados Unidos ataca a México?

Recaudación fiscal

Futbol: México enajenación

El Mezcal

Olvido de Videgaray

Herbolaria Mexicana

Chuayffet

¿Realmente fue Bullying?

Sordos Televisa y TV Azteca

Tres Méxicos

¿Cuál es la verdadera “campaña negra”?

Señor Meade: México sí está en crisis

El teleférico: ¿negocio para quién?

Telmex y la parábola de modernización

¿Cuál cuesta y gasolinazo? ¡A gastar!

Trump: político que miente con la verdad