Jueves Octubre 18, 2018

SINGLADURA  

Taiwán

 

De nueva cuenta en vísperas de la asunción del nuevo gobierno federal que encabezará el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador a partir de diciembre próximo, el embajador de Taiwán en México, Carlos S. C. Liao, renovó un llamado para la adopción de una política mexicana de “mayor flexibilidad y pragmatismo” hacia su país, en el marco del 107 aniversario independentista de éste, así sea a contrapelo de la imponente China continental.

Practicante de una diplomacia paciente pero intensa en México, el embajador Liao insistió en el desarrollo de una política de mayor flexibilidad y pragmatismo para coadyuvar de esa forma a un beneficio mutuo “más fructífero” entre México y su país, una isla de unos 25 millones de personas que ha resistido el embate de la poderosa China continental, para impulsar la exploración de “mayores intereses comunes, potenciales y existenciales” que –a veces, dijo- “se han pasado por alto”.

Uno de los llamados gigantes asiáticos, Taiwán constituye en México hoy día la fuente de inversiones por unos tres millones de dólares de unas 300 empresas instaladas en todo el territorio mexicano, que generan unos 60 mil empleos directos a favor de ciudadanos mexicanos.

México es a su vez el segundo socio comercial y el destino número uno para la inversión taiwanesa en toda América Latina.  El intercambio entre ambos países hace de Taiwán el undécimo socio comercial y el octavo proveedor más importante para México, a la vez que el tercer mayor inversionista asiático. Pudiera creerse que es poco este volumen, pero debe considerarse el tamaño económico, territorial y poblacional de ese país isleño, que logró en las últimas cinco décadas superar el atraso y la pobreza con base en una inversión inteligente en la formación del capital humano.

En un discurso por la conmemoración de los 107 años de la independencia de Taiwán, un país que basa su desarrollo en la democracia, la libertad y la defensa de los derechos humanos, Liao citó la ayuda de su país a México tras los terremotos de septiembre de 2017. Esa ayuda, recordó el diplomático taiwanés, contribuyó a aminorar el drama de más de 12 mil familias mexicanas en Ciudad de México, Morelos y Puebla.

En consecuencia, Liao convocó a los gobiernos saliente y entrante de México “a promover una mayor sinergia que sea capaz de crear nuevas oportunidades” para los dos países.

Entre los puntos señalados por Liao éste destacó una solicitud a México para que despliegue “sus buenos oficios” en apoyo del ingreso taiwanés al deseado Acuerdo Comprensivo y Progresivo de la Asociatividad Trans-Pacífico, o CPTPP, caracterizado por promover normativas de altos niveles de exigencia para asegurar un ambiente sustentable de desarrollo del comercio regional Asia-Pacífico.

“Taiwán está preparado y listo para ser admitido como nuevo miembro del CPTPP”, apuntó el diplomático taiwanés.

¿Será escuchado Liao esta vez? ¿O se impondrá el pragmatismo más duro propio del estilo Trump?

Veremos. Después de todo, México requiere diversificar sus alianzas y tratos con el mayor número posible de países. Taiwán está dispuesto. Y conste: tiene enfrente a un gigante, de igual forma que México a un flanco.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.  

@RobertoCienfue1

 

 

 

 

7 de octubre de 2018

Imprimir       Correo electrónico

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar