Sábado Noviembre 17, 2018

SINGLADURA  

Trata

 

El delito de trata de personas resulta espeluznante. Hace unos días, una chica cercana a quien esto escribe entró al corredor de venta de personas en Tlaxcala. Si, venta de personas. De no haber sido por una combinación de suerte, activismo familiar casi frenético y cierta audacia, la chica que refiero y cuyo nombre reservo por razones obvias, habría llevado su calvario a extremos inimaginables y seguramente a puntos sin retorno. Logró escapar a tiempo de sus captores. Fue ultrajada, pero está viva.

La historia de esta chica se suma a las de 2.5 millones de personas que se estima son víctimas del delito de trata, conforme datos de Naciones Unidas. Este putrefacto negocio genera según diversos cálculos unos 32 mil millones de dólares cada año.

La Trata de Personas es el traslado de seres humanos de un lugar a otro dentro de las fronteras de un mismo país o hacia el exterior con fines de explotación en su mayoría explotación sexual, laboral o en la mendicidad.

La Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Unodoc) hace ver que en la trata de personas, el consentimiento de la víctima es irrelevante para que la acción se caracterice como el tráfico. Esto porque, generalmente, este se obtiene a través del engaño, la amenaza, el uso de la fuerza u otras formas de coacción como el rapto, el fraude, el abuso de poder o una situación de vulnerabilidad.

Uno de los mayores retos del fenómeno de la trata de personas es medir su real magnitud en un mercado ilícito que se confunde con escenarios lícitos.

Se estima en 2,5 millones el número de personas víctimas de la trata. Sin embargo, se calcula que por cada víctima de la trata de personas identificada existen 20 más sin identificar.

La mitad de las víctimas de trata son menores de 18 años (UNODC 2009). 15 a 20% de las víctimas son niños.

En información recopilada por UNODC en el Reporte Global 2009 se calcula que las 2 terceras partes de las victimas detectadas por las autoridades son mujeres,

El 79 por ciento de ellas sometidas a explotación sexual seguido por un 18% de casos con fines de explotación laboral, trabajos o servicios forzados.

El 13% de las víctimas de la trata de personas detectadas en Europa Central y occidental provienen de países de América del Sur.

El 66% de las víctimas de trata de personas identificadas desde 2006 en países de América Latina son mujeres, el 13% niñas, el 12% hombres y el 9% niños.

Según este mismo reporte el 63% de los 155 países y territorios que han ratificado el Protocolo de Naciones Unidas contra la Trata de Personas, han aprobado leyes internas que sancionan este delito y el número de países que han promulgado leyes para combatir la trata de personas se duplicó entre el año 2003 y el 2008.

Añada que México gana terreno además como punto de turismo sexual y cada vez más extranjeros llegan al país pagando un paquete o un chárter que incluye habitación con niña o niño. Así como lo lee.

Infesta el crimen al país. Urge hacer algo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

@RobertoCienfue1

 

14 de octubre de 2018

Imprimir       Correo electrónico

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar