Domingo Abril 30, 2017



Singladura

Una nueva CNPR

En Zacatecas, escenario de la última batalla de la Revolución Mexicana, se registró curiosamente hace tres días lo que constituye en  los hechos el último episodio de una larga disputa por el liderazgo genuino y auténticamente legal de la Confederación Nacional de Propietarios Rurales (CNPR), una organización nacida en 1946 y que en los últimos años cayó en las manos de una dirigente inescrupulosa y ambiciosa, y que infelizmente rompió  la institucionalidad de este organismo.

En enero último, Eduardo Orihuela Estefan, hijo del senador José Asunción Orihuela, candidato derrotado al gobierno de Michoacán y sospechoso de vínculos criminales, asumió la dirigencia de la CNPR en una ceremonia que contra todo orden legal tuvo lugar primero en plena vía pública de Avenida Chapultepec y más tarde en una azotea cercana a la sede de la CNPR.

Sobra apuntar que semejante farsa, que encabezó la ex dirigente nacional María Esther Terán Velázquez y a la que se prestó Orihuela Estefan, resultó absolutamente fuera de las previsiones establecidas por los estatutos de la CNPR.

Bajo la protección de “figurones” como el senador Orihuela Chon, del ex secretario de la Reforma Agraria, José Augusto Villanueva y aún de su colega senador Emilio Gamboa Patrón, entre otros, Terán Velázquez hizo de las suyas al frente de la CNPR, una organización a la que prácticamente saqueó y que convirtió en un paraguas de sus desmanes por varios años.

Terán Velázquez deberá pronto responder a estos abusos, que repercutieron en la pérdida de la institucionalidad de la CNPR, hoy una organización casi de membrete.

Al cabo de una serie de esfuerzos en los frentes político y jurídico, dirigentes inconformes con la conducta de Terán Velázquez –quien en sus años al frente de la CNPR se enriqueció de manera  grosera, conforme diversos testimonios- por fin formalizaron en  Zacatecas dentro del campo de la legalidad la existencia de una nueva dirigencia.

Al frente de estos esfuerzos aparecen el nuevo presidente de la CNPR, Federico Sánchez Reyes y los dirigentes históricos de la organización, José Bonilla Robles –ex senador- y Salomón Faz Sánchez, ex presidente nacional de este organismo.

Este nuevo Comité Ejecutivo Nacional tomó protesta el pasado viernes justo en Zacatecas ante centenares de productores rurales del país,.

La diputada, ex gobernadora de Yucatán y ex secretaria general del PRI, Ivonne Ortega, tomó la protesta de rigor de la nueva dirigencia de la CNPR, acompañada por el candidato priista al gobierno de Zacatecas, Alejandro Tello. Fue un evento avalado además por el titular de la Notaria 46 de la capital zacatecana, José Guadalupe Estrada Rodríguez,  y por la presencia y respaldo de cientos de productores rurales y los  presidentes de  las federaciones,  uniones y organismos adheridos de la CNPR.

La lucha por la recuperación de la CNPR ha sido difícil, tortuosa, pero al final es un hecho y un gran mérito de quienes han estado en esta batalla. Al final se ve la luz del túnel. Enhorabuena.

Ojalá Sánchez Reyes, un veterano dirigente de la CNPR, conduzca a esta organización a buen puerto. Las condiciones están dadas para que este organismo, que reivindica la producción de más del 70 por ciento der la producción de alimentos del país, retome su camino dentro de la legalidad y en el interés nacional. Sea así.

 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

 

 

Imprimir       Correo electrónico

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar