Martes Agosto 21, 2018

AUNQUE PESE

Vuelve la sumisión

 

Las naciones imperiales utilizan unilateralmente la fuerza y su objetivo no es avanzar en la democracia, la libertad o la justicia, sino expandir su poder y dominación, como ha sucedido a lo largo de la historia.

Lo ocurrido en Irak en 2003 o Libia en 2011, es muy parecido a lo que ocurrió la pasada semana en Siria, ahora bajo el pretexto no comprobado de la utilización de armas químicas, pero sí bajo el amparo de la inoperante ONU y su Consejo de Seguridad, que avaló por mayoría las acciones bélicas de Estados Unidos, Francia e Inglaterra.

México, o mejor dicho su gobierno, encabezado por Peña Nieto, se sumó a la posición de Estados Unidos en una declaración en la VIII Cumbre de Las Américas, el mismo día que sostendría un encuentro con el vicepresidente Mike Pence, no para defender la posición de México frente a los excesos de Donald Trump, sino para acelerar las negociaciones del TLCAN.

Según la información oficial Peña explicó a Pence que  su respuesta a Washington de la semana pasada respondió, más que al envío de la Guardia Nacional a la frontera entre México con Estados Unidos, que no es la primera vez que se hace, a la retórica hostil de Donald Trump, y se afirmó que se pidió respeto.

Pero no hubo, ni ha habido respuesta oficial alguna de parte de Estados Unidos a sus actos hostiles, supuestamente reclamados por Peña, mientras México se somete a la política exterior de Washington, no solo en el caso de Siria, sino también en el de Venezuela, al tiempo que se implora la pronta firma de un tratado comercial que en muy poco beneficia a los mexicanos.

El vigoro discurso de la pasada semana de Peña, que hizo levantar por un momento la alicaída imagen presidencial, paso a la historia para volver a la tradicional sumisión al Imperio, cueste lo que cueste.

SUSURROS

Aún no se termina la vergüenza del horror jurídico cometido por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación que pone en entredicho la buena marcha del proceso comicial al permitir que Jaime Rodríguez “El Bronco”, pueda competir por la Presidencia de la República si haber cumplido con el número de firmas requeridas por Ley.

Felipe Alfredo Fuentes Barrera, José Luis Vargas, Indalfer Infante y Mónica Aralí Soto Fragoso son los responsables, por no decir irresponsables, que con su voto alteraron el buen desarrollo electoral y ya se les señala como los magistrados priistas, aunque uno de ellos, Indalfer, haya sido propuesto por el PRD.

Hay quienes piden juicio político contra estos magistrados pero claro está que nada sucederá y serán ellos quienes habrán de dar el triunfo legal a quien sea el ganador de los comicios presidenciales del primero de julio, sucedan estos como sucedan. Así las cosas.

mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. Twitter: @salvador_mtz

ooOoo

 

Imprimir       Correo electrónico

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Aunque Pese