Jueves Junio 22, 2017

AUNQUE PESE

IMPUNIDAD.- Difícil saber hasta dónde llegaremos en esta espiral de asesinatos, represión a la libertad de expresión, amenazas, crimen, corrupción e impunidad que priva en el país tanto en el ámbito político y de gobierno, como en el de la procuración de justicia y el poder judicial.

 

El cruel asesinato del fotoperiodista de Proceso y Cuarto Oscuro, Rubén Espinosa Becerril, la antropóloga y activista social, Nadia Vera y tres mujeres más, en un departamento de la colonia Narvarte el jueves pasado, marca nuevamente al Distrito Federal con una acción deleznable que difícilmente el Procurador de Justicia del D.F., Rodolfo Ríos, resolverá satisfactoriamente.
 
El repudio general a este múltiple asesinato en el que se encontraron rasgos de tortura y violación, no se hizo esperar. Fotógrafos, camarógrafos, periodistas, columnistas, estudiantes, analistas políticos, activistas sociales y pueblo en general expresaron su rechazo a este tipo de acciones y responsabilizaron al gobernador de Veracruz, Javier Duarte, de los hechos.
 
Recién, Rubén Espinoza, quien en junio pasado salió huyendo de Veracruz por las amenazas de muerte por parte del gobierno de Duarte, reveló a una defensora de periodistas que ya en esta capital cuando esperaba le prepararán un café en un establecimiento comercial llegó un hombre y de pronto le dijo: “tú eres el reportero de Veracruz que está perseguido”, lo que prueba que seguía siendo hostigado.
 
Nadia Vera, quien aparte de su trabajo como promotora cultural era incansable activista social y defensora de derechos humanos, también había salido de Veracruz hace como año y medio, por el clima de inseguridad que impera en el estado, donde más agresiones a periodista se han registrado.
 
La Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) pretendió en un inicio hacer creer que los hechos derivaron de un intento de robo, pero a fuerza de presión abrió ya una línea de investigación sobre el multi-homicidio por las amenazas recibidas por Rubén y Nadia de parte del gobierno de Javier Duarte Ochoa.
 
El ámpula social que levantaron estos hechos llegó a todo el país con manifestaciones públicas el pasado fin de semana en la ciudad de México, Xalapa, Guadalajara, Culiacán, Querétaro, Cancún, Chilpancingo, Acapulco y otras más, amén de la ola de críticos y exigencias de justicia plasmadas por ciento de millares en las redes sociales y medios de comunicación convencionales
 
Sin embargo esto no ha sido suficiente para que Ricardo Najera Herrera, recién llegado a la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Cometidos contra la Libertad de Expresión (Feadle) atraiga el caso y únicamente abrió un acta circunstanciada. Por lo que se ve ésta fiscalía seguirá siendo letra muerta, ¿o no, Procuradora Arely Gómez?
 
La realidad nacional y la triste situación de los hechos no permiten albergar amplias esperanzas de lograr prontos y convincentes resultados de las investigaciones, menos aún castigo a los verdaderos responsables, pero la exigencia se mantiene.
 
SUSURRROS.- De acuerdo al estudio de Gerardo Esquivel “Desigualdad extrema en México”, en el país el 1 por ciento más rico concentra el 21 por ciento del ingreso nacional, lo que evidencia porqué estamos dentro del 25 por ciento de los países del mundo con mayor desigualdad. Esto demuestra un problema estructural en el modelo de crecimiento económico seguido desde hace más de 25 años y que el gobierno del presidente Peña mantiene. De seguir así la tendencia concentradora de la riqueza y el crecimiento de la pobreza se agudizará. ¿Hasta cuándo?
 
Claro está que no es por su carisma, ni por lo hecho cuando estuvo al frente del gobierno del Distrito Federal, tampoco por la política de izquierda ofrecida, pero lo cierto es que la popularidad y aceptación de Andrés Manuel López Obrador crece. Sobre todo ante el hartazgo de la población que ha visto como el priísmo hoy y el panismo ayer, acabaron con las expectativas de mejoría social y económica, además del gran desprestigio en que está sumido el gobierno por los casos de la Casa Blanca; la casa de Malinalco; las corrupciones de OHL con Pemex, CFE y Edomex; la violencia; el narcotráfico y la inseguridad pública, entre otras calamidades. La encuesta publicada por Reforma pone a temblar a muchos al saberse que el 42 por ciento de los electores  votarían por AMLO si hoy fueran las elecciones.
 
Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. y Twitter: @salvador_mtz

 

 

 

 

 

 

 

Imprimir       Correo electrónico

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Aunque Pese