La bolsa cae más de 4% y el dolar se monta hasta los 20.29 pesos por la decisión sobre el NAIM.
 
Otro factor que también presionó a la divisa mexicana fue la caída en los precios del petróleo.

El tipo de cambio y la Bolsa Mexicana de Valores reaccionaron negativamente este lunes, luego de que ayer por la noche se dieron a conocer los resultados de la Consulta Nacional sobre el futuro del Nuevo Aeropuerto Internacional de México, que dieron un amplió revés a las obras que se construyen en Texcoco.

Redacción VisiónMX

El dólar spot cerró en 20.06 unidades, su mayor nivel desde el pasado 27 de junio, mientras que en bancos se vende hasta 20.29 pesos, 49 centavos más que al cierre de la sesión pasada. El IPC (S&P BMV IPC), principal referente de la Bolsa Mexicana de Valores, tocó su nivel mas bajo desde mayo, y acumuló una baja de más 4.2 por ciento.

El movimiento del peso es marginal si se considera que en el sexenio de Peña, el dólar se ha fortalecido más que en otras administraciones, desde la del Presidente Ernesto Zedillo Ponce de León: el interbancario se ha incrementado un 49 por ciento y en bancos 53 por ciento.

n línea con lo esperado, el tipo de cambio y la Bolsa Mexicana de Valores reaccionaron negativamente, luego de que ayer por la noche se dieron a conocer los resultados de la Consulta Nacional sobre el futuro del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), que dieron un amplió revés a las obras que se construyen en Texcoco y que fueron iniciadas sin previa consulta a comunidades y ambientalistas por el Gobierno de Enrique Peña Nieto.

Como resultado, el peso fue la divisa más depreciada entre los principales cruces del dólar, de acuerdo con un análisis de Banco Base y datos de la agencia Bloomberg. La moneda mexicana tuvo una caída del 3.25 por ciento; seguido del real brasileño, con un descenso del 1.90, y del rand sudafricano con 0.92 por ciento.

El Banco de México (Banxico) reportó que el dólar spot cerró en 20.06 unidades, su mayor nivel desde el pasado 27 de junio, mientras que en bancos se vende hasta 20.29 pesos, 49 centavos más que al cierre de la sesión pasada.

El peso registró durante la sesión su mayor depreciación diaria desde el 9 de noviembre de 2016, cuando el mercado reaccionó al triunfo de Donald Trump en las elecciones presidenciales de Estados Unidos, y borró por completo su avance anual, mostrando ahora una depreciación en el año de 2.05 por ciento.

Analistas señalaron que el peso también se vio presionado por una mayor demanda del dólar en el mercado internacional, ante las preocupaciones del crecimiento económico global y factores geopolíticos como el Brexit, la aprobación del presupuesto en Italia y el resultado electoral de Brasil.

Otro factor que también presionó a la divisa mexicana fue la caída en los precios del petróleo. Tanto el Texas como el Brent presentaron un descenso en gran medida por temores ante una posible desaceleración a la economía china.

El Brent bajó un 0.97 por ciento, con lo que s ubicó en 76.86 dólares por barril. Mientras el Texas cayó un 0.99 por ciento y cerró en 67.04 dólares.

En el mercado accionario, el IPC (S&P BMV IPC), principal referente de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) tocó su nivel mas bajo desde mayo, y acumuló una baja de más 4.2 por ciento a después de que el Presidente electo de México confirmara en conferencia de prensa la cancelación del Aeropuerto de Texcoco para dar paso al proyecto de pistas en Santa Lucía.

El principal indicador accionario mexicano, el IPC (S&P BMV IPC), se ubicó en 43,879.13 unidades. El selectivo mexicano no registraba este nivel desde junio de 2016 y no presentaba una caída semejante para una sesión en lo que va del año.

El mínimo durante 2018 para el IPC se registraba el 31 de mayo, con un nivel de 44,429 puntos, piso que ya perdió el selectivo durante la mañana de este lunes.

El NAIM, considerado el “proyecto estrella” del Presidente Peña, se ha financiado con instrumentos de deuda pública, por lo que esos indicadores también reflejan incertidumbre.

Esta mañana, la tasa de rendimiento de los bonos M a 10 años muestra un incremento de 14 puntos base, ubicándose en 8.49 por ciento, su nivel más alto desde septiembre de 2009.

Hoy, la tasa del bono a 30 años emitido para financiar parte de la construcción del NAIM muestra un incremento de 28 puntos base a 7.11 por ciento, acumulando un incremento de 77 puntos base durante octubre.

“La confirmación de la cancelación del proyecto de Texcoco podría generar presiones adicionales al alza sobre la tasa de dichos instrumentos [de deuda pública] y minusvalías en su precio, que ha bajado de 88.6 a 80.1 dólares durante el mes”.

El fideicomiso del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México emitió 6 mil millones de dólares en cuatro bonos para financiar el proyecto del NAIM. El bono que se menciona corresponde a una emisión de 3 mil millones de dólares a 30 años, mientras que otros 3 mil millones de dólares se emitieron en tres bonos.

De acuerdo con un reciente análisis de la revista The Economist, “el precio de 285 mil millones de pesos es un 70 por ciento más alto que el presupuesto original del Gobierno” de Enrique Peña Nieto, agrega.

“Estas deficiencias son el resultado del proceso acelerado y descuidado [‘slapdash’, en inglés] de México para planificar y aprobar grandes proyectos. Los desarrolladores rara vez consultan a los residentes que se verán afectados por las obras o publican información sobre subcontratistas. Aunque los contratos para construir el NAIM se adjudicaron de manera transparente, las compañías que los obtuvieron no están obligadas a informar regularmente sobre su progreso”, dice la prestigiada publicación británica.

“Eso alimenta una sospecha de que los costos excesivos son el resultado de la corrupción. El Gobierno publicó solo un resumen ejecutivo de su informe sobre el impacto ambiental del aeropuerto”, afirma.

De acuerdo con la información que el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM) entregó al próximo Secretario de Comunicaciones y Transportes (SCT), Javier Jiménez Espriú, a mediados de agosto pasado, el NAIM elevó su precio original 77.5 por ciento, pero sólo hacen falta 88 mil millones de pesos.

Desde un inicio, la SCT explicó que el financiamiento de la obra se haría bajo un esquema mixto: público y privado. De los 169 mil millones de pesos, 98 mil millones serían financiados por los “Recursos fiscales multianuales” y 71 mil millones provendrían de “Créditos Bancarios” y “Emisiones de Bonos”.

De acuerdo con el Monto Estimado de Inversión y el Plan Financiero del GACM, el proyecto fue redimensionado en su capacidad y por la demanda prevista que no se contempló en el Pre Plan Maestro elaborado en 2014 por Norman Foster, que se realizó con un tipo de cambio de 12.7 pesos por dólar, un precio de barril de petróleo ubicado en 81 pesos –en 2018 pasó a 46 dólares– y sin retroalimentación de aerolíneas, agencias de gobierno y “otros grupos de interés”.

En el Plan Maestro de 2018, ya se contemplan todas esas condiciones y ubica un precio de 285 mil millones de pesos, con recursos comprometidos por 197 mil millones de pesos fondeados por el Presupuesto de Egresos de la Federación, la Fibra E, la línea de Crédito de Banobras y la Deuda TUA. Eso es el 70 por ciento de los recursos fondeados.

LA DEVALUACIÓN CON PEÑA

En lo que va del sexenio de Peña Nieto, el dólar se ha fortalecido más que en otras administraciones, desde la del Presidente Ernesto Zedillo Ponce de León.

El interbancario se ha incrementado un 49 por ciento y en bancos 53 por ciento, de acuerdo con datos del Banco de México (Banxico) y ventanillas bancarias.

Tomando en cuenta los últimos cuatro sexenios, Ernesto Zedillo Ponce de León (1994-200), Vicente Fox Quesada (2000-2006), Felipe Calderón Hinojosa (2006-2012) y Enrique Peña (2012 a la fecha), éste último es el que ha registrado mayor disparidad del peso.

El dólar interbancario durante la gestión del priista Ernesto Zedillo pasó de las 3.45850 a las 9.36920 unidades, mientras que en bancos inició en 3.37 pesos y finalizó en 9.45 por uno.

Durante los sexenios panistas el dólar siguió aumentando, aunque no con la misma velocidad que con los priistas. Con Fox Quesada, el dólar spot cotizaba en 10.99750 unidades y en ventanillas finalizó en 10.90 pesos.

En la administración de Felipe Calderón el dólar al mayoreo pasó de 10.95950 a 12.92680 unidades, mientras que en ventanillas bancarias pasó de los 10.90 a los 12.87 por uno.

Desde que Peña Nieto asumió la Presidencia de México, el dólar interbancario ha subido gradualmente año con año hasta alcanzar su máximo histórico de 21.90760 unidades el 11 de enero del año pasado.

 

 

oooOooo

 

29 de octubre 2018

Imprimir