•En América Latina

México, el más mortífero

para ejercer el periodismo

Tercer país con mayor peligro en el mundo; CNDH reporta 97 asesinados de 2010 a la fecha; agresiones a reporteros se ven como algo cotidiano; hay 433 expedientes de queja por agresiones a representantes de medios; desde 2005 desaparecieron 22 comunicadores y 42 atentados a instalaciones; 10 muertes el año pasado

011515periodismonota

Jorge Vega

A nivel mundial ha causado gran repudio y consternación la agresión y asesinato de ocho periodistas (de las 12 personas muertas) en Paris, Francia, que trabajaban en la revista "Charlie Hebdo", pero en México los homicidios y secuestros de periodistas son mucho mayores por parte de intolerantes que no soportan la crítica dentro de la libertad de expresión. Y no se diga de agresiones de todo tipo y amenazas que diario sufren los periodistas mexicanos, cosa que ya se ve como algo cotidiano, a pesar de que la organización Internacional Reporteros Sin Fronteras (RSF) estableció que nuestro país es el más peligroso de América Latina para el ejercicio de la prensa.

Tan solo cifras oficiales de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) reportó que del 2010 a la fecha tiene 433 expedientes de queja por agresiones a periodistas o medios de comunicación, y se tiene conocimiento de 97 muertes de periodistas o trabajadores del sector periodístico, asesinados en razón de su trabajo.

Además, el reporte de la CNDH revela que de 2005 a la fecha se ha documentado la desaparición de 22 comunicadores, y desde 2006 registra 42 atentados a instalaciones de medios de comunicación. Sin embargo, todo esto ha quedado en el exhortó al Estado mexicano a cumplir con su obligación de protegerlos, como parte del derecho a la información y a la libertad de expresión. El documento consultado de la CNDH define a la profesión del periodista como una actividad pública, y su responsabilidad social es la de investigar y difundir hechos de interés colectivo, esto usando la libertad de expresión con el fin de mejorar las condiciones de vida en la sociedad en la que habita.

En ese contexto, apenas la oficina del ombudsman nacional se unió a la exigencia para que la PGR atraiga el caso e investigue la desaparición del activista y fotorreportero de Medellín de Bravo, Veracruz, Moisés Sánchez Cerezo.

Y es que la CNDH señala que la denuncia de hechos del caso fue presentada ante el Ministerio Público local y de ella se desprenden la participación de servidores públicos municipales. Además, hay temor fundado de la pérdida de la vida o de afectación de su integridad.

Terror en el 2014

Un reporte de la Federación Latinoamericana de Periodistas (Felap) pinta muy mal las cosas para las actividades periodísticas en México, pues señala el terror que se ha sembrado entre reporteros en estados del país, ya que el año pasado registraron 10 asesinatos de representantes de medios.

El texto añade que otros 22 profesionales de la prensa fueron víctimas de desaparición forzada, por lo que la Felap instó a las autoridades a tomar medidas para garantizar la vida de los profesionales de la prensa, que, señalan, tienen en México al país más peligroso para ejercer el periodismo. En esto coincide la organización RSF, quien señala que muchos de estos periodistas son víctimas de su afán de denunciar las violaciones a los derechos humanos. Luego de nuestro país le siguen en peligro Colombia, Brasil y Honduras.

Para RSF, esta situación es "todavía más preocupante" por el hecho de que ninguno de esos países está oficialmente en guerra, aunque en Colombia los paramilitares continúan presentes y en México se arrastra una ofensiva nacional contra el narcotráfico que dejó la presidencia de Felipe Calderón.

A nivel mundial de violencia y asesinatos de periodistas en los últimos cinco años, los países más peligrosos son Siria, Pakistán, México, Irak y Somalia. El año pasado fue el más letal para los medios en la última década, con 138 homicidios en el planeta.

Todas las organizaciones internacionales coinciden en que los profesionales del periodismo en esos países requieren de garantías que hagan posible su trabajo en un entorno libre de amenazas y de violencia, porque lo contrario vulnera sus derechos y termina por dañar a la sociedad entera, al restringirle la oportuna y permanente circulación de noticias y opiniones.

 

 

 

 


 

 

-------

numeralia011515


COLATERALES
-----------------------------------------------------------------------

10 muertos con el

Gobernador Duarte 

En lo que va del gobierno de Javier Duarte, en Veracruz, han sido asesinados 10 periodistas sin que se hayan esclarecidos las causas ni presentado avances en las investigaciones de los homicidios. Desde 2010, las víctimas son Noel López Olguín, Miguel Ángel López Velasco, Misael López Solana, Yolanda Ordaz, Regina Martínez, Guillermo Luna Varela, Gabriel Huge Córdova, Esteban Rodríguez, Víctor Manuel Báez Chino y Gregorio Jiménez.

Los más recientes

al iniciar este año

Al nacer el año, dos periodistas sufrieron atentados. La noche del 2 de enero un comando armado irrumpió el domicilio de Moisés Sánchez Cerezo, director y editor del periódico “La Unión” en el municipio de Medellín de Bravo, Veracruz, y lo desapareció. También al iniciar 2015, Jazmín Martínez Sánchez, quien fue reportera de Televisa Tepic, y su esposo Alejandro Ramírez, fueron asesinados luego de sufrir un secuestro.

En la indefensión

los de provincia

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) denunció la indefensión de los periodistas de provincias en toda América Latina, principalmente en el estado de Veracruz. Ricardo Trotti, nuevo responsable de la SIP, expresó: ''Estamos trabajando  mucho en cuestiones de riesgo con estados o gobiernos que hacen poco para generar justicia, por lo que muchos de nuestros casos se derivan a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos”.

 

 

 

 

 

Imprimir