Motoclubes de México.
Muchos de estos clubes tienen su rito para entrar.
Para entrar al motoclub y adquirir el parche se necesita rodar con ellos, conocerlos e integrarse sin mayor problema.
Redacción Visiónmx
Con ellos pueden rodar hombres y mujeres, sin distinción. Incluso, pueden ir menores de edad, pero sólo como copilotos.

También hay clubes de solo mujeres, como Las Rosas del Camino. Pero si quieres pertenecer a un motoclub en forma, debes de saber que tienen reglas para entrar y una organización jerárquica.

“Los motoclubes tienen presidente, tesoreros, vocales, capitanes de ruta y hasta un personaje muy curioso que se llama sargento de armas, que es el mejor peleador del club. Cuando hay roces con otros clubes, en vez de pelear una batalla campal, echan a los dos sargentos de armas para aventarse el tiro, y luego todos felices”.

Además, muchos de estos clubes tienen su rito para entrar: hay que pasar varios meses para que te entreguen tu chaleco con la insignia del grupo en las que te tienes que pulir para probar que eres un miembro digno. No es tan sencillo.

Se hacen muchos lazos de amistad en esos lugares, pero también enemistades que acaban en formar sus propios grupos separados. La Ciudad de México es muy grande, así que hay por todos lados.

Lo que debe de saber un novato antes de meterse al mundo de los bikers es que hay que ser responsables: no se trata de comprar una moto para meter pata en el camino. Las rodadas tienen reglas bien establecidas, con una organización impecable para que no haya accidentes.

Aunque parezca que todos van en tropel, hay que dejar cierta distancia, aprenderse las señales con las que se comunican cuando van a toda velocidad y aprender de los de más experiencia.

Al final, el espíritu biker es alejarse de la ciudad, andar por la carretera y probar la libertad que te da andar en moto. Y sobre todo, hacer amigos.

 

 

 

27 de junio de 2018

 
Imprimir