Viernes Junio 23, 2017

Herodes Hoy

Autor, Director y Iluminador: Richard Viqueira
Actuación: Valentina Garibay, Georgina Rábago, Fernando Bueno y Richard Viqueira
 
 
 

Eterna forma de gobierno

 

 

"En el mundo hay tanto teatrito que quizá sea hora de que en el teatro todo sea real" dice uno de los actores luego de que hemos verificado la autenticidad de los cuchillos, su filo y vigor han sido probados por espectadores que así lo han querido. Cuando entramas al foro La Gruta del Centro Cultural Helénico, vemos sobre el piso, cinco tablas de aproximadamente un metro por uno y medio, un par más pequeñas y una más de dimensiones mayores, además de un par de cubos con una cara libre para ingresar la cabeza del actor. Éstas están sobre el escenario todo el tiempo y hacen de plataforma (el grosor es apenas una pulgada), de caballo, de escudos, pero también de cuerpos humanos traspasados por el filo de los cuchillos que se encajan en ellas no como un mero efecto o acento efectista, sino en congruencia con el relato tanto anecdótico como escénico.

La propuesta de Richard Viqueira incluye a otros profesionales como él –o temerarios, amantes del peligro-, comprometidos y apasionados del riesgo en escena. De inicio a fin está cada uno de los actores con sus cuchillos bien afilados que se clavan y astillan las tablas, que hacen evidente el peligro que los rodea tanto a los personajes como a los actores, a quienes vemos precisos y divertidos sobre el escenario aunque sus personajes mueran y se desgarren. Es paradójica la puesta en escena en tanto que el espectador atiende tanto a la trama o historia como a la integridad de los actores en escena. Es un efecto de distanciamiento en el que el público está consciente de ver una representación en escena sin que eso le rompa la ficción que ahí nace.

El texto narra la historia de Herodes al momento de dar la orden para el asesinato de menores, arrebatados de sus madres, en la plaza pública y a la vista del pueblo. El argumento o motivo, para tal decisión -por demás irracional- es que la nación está en peligro porque esos infantes crecerán y serán perjudiciales al gobierno en turno. Una madre (interpretada por Valentina Garibay) asume la defensa de su hijo a condición de no derramar una lágrima, el público somos la corte ante la cual se lleva el juicio. Se discuten razones, ¿razones?, ¿hay razones para que un gobernante asesine a su pueblo?

Por otra parte, en la anécdota estamos ante el incesante reiniciar del tiempo, un eterno ciclo en vaivén que tortura al mismo Herodes cuando reconoce que “eso” ya lo ha vivido, cuando sabe lo que sigue y no lo puede ni frenar ni evitar, ahí comienza la anagnórisis del personaje y se detona la posibilidad de un final sorpresivo al estilo Viqueira.

A lo largo de la puesta en escena se reitera que esto parece un déjAA vu (deja vu, término francés que refiere la sensación de una persona cuando considera que ya ha vivido un hecho que se presente apenas y por ende es novedoso) y vemos cómo reinicia la escena, la secuencia y el fragmento de la situación que reitera el poder del gobernante al momento de tomar la decisión que, ciertamente no cambia. Nos reconocemos en la escena al pensar en nuestra realidad nacional.

En este vaivén retórico crece la tensión dramática y la dinámica sobre la escena no ha disminuido ni mermado: de inicio a fin los cuchillos viajan certeros, se entierran y astillan las tablas una y otra vez, los cuchillos pasan de mano en mano, de boca en boca, pasan entre los cuerpos y pasan entre cada uno de los dedos de las manos de cada actor con tal velocidad que más de un espectador reprime una exclamación para no distraer la atención ni la tensión.

Este gobernante de nombre Herodes es tan vigente hoy en nuestro país. La madre del bebé es como las madres que buscan a sus hijos desaparecidos, pues aún sin ellos, las madres siguen siendo madres. Los padres padecen el rol de proveer o de despojar; ninguno de los dos corresponde con la relación humana de ascendencia y descendencia, ninguno de los dos basta en esta sociedad; parece ser imposible que la situación cambie, parece ser que estamos condenados al eterno deja vu.

"A veces uno se da cuenta de lo que ha hecho cuando se arrepiente"; entonces es el personaje de la esposa de Herodes la que puede modificar una de las acciones que rompen el retorno al infinito provocando otro cierre para la historia. Las tablas se vuelven un límite vertical formando un límite diferente al que han estado marcando durante la escena; los cuchillos nuevamente se clavan al paso de Herodes.

Compleja puesta en escena que arriesga a sus actores tanto como la comodidad del espectador que, apasionado, es partícipe del oficio y el compromiso creativo de Richard Viqueira y el equipo actoral que lo acompaña en escena. Acuda a la Gruta del Centro Cultural Helénico y sea parte de esta sin par puesta en escena. El talento y la precisión de cada uno de los actores lo dejarán satisfecho. Imágenes y acciones que hacen posible una manera de interpretar y explicar esta realidad.

 

Funciones: martes 20:30hrs., hasta el 8 de agosto

Teatro: Foro La Gruta del Centro Cultural Helénico. Avenida Revolución 1500, Colonia Guadalupe Inn, metro Barranca del Muerto, Metrobús Altavista.

Localidad: $150°° general

Accesibilidad: el teatro cuenta con rampas de acceso hasta el foro, ahí precisa un poco de ayuda para ingresar en caso de silla de ruedas o muletas; los sanitarios son estrechos; cuenta con señores que estacionan los carros y trasporte público.

Duración: 90 minutos

 

Imprimir       Correo electrónico

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Teatro

Herodes Hoy

El Diccionario

Galileo, una tragicomedia cósmica

Micro Encuentro

Noches de reyes

Enamorarse de un incendio

La cría

El ruido de los huesos que crujen

Sir Ko, la vida es un acto no premeditado

Dicen que me parezco a Santa Anna... ¡Y ni guitarra tengo!

Otelo o la libertad del ser

Almas Gemelas

Luto de Sangre

El huequito de Dalila

Hipotermia

¿Por qué Pelotes no quiere bañarse?

Mi nombre es Salvador

Las nuevas directrices para los tiempos de paz

Teatro no es, danza no es, teatro-danza tampoco, ¿que es?

Tradiciones mexicanas

Te Pareces tanto a mi mamá

¡Pardiez!

Dependencias enfermizas

Se llama PeRsPeCtIvA

¿Por qué no?

Piedritas y charquitos

...no creía que el mudo fuera así...

¿No! Yo no voy a matar

Espermatosaurios

La Sirenita

Si estoy muerto no puedo morir

¿Son o se hacen?

Cuando quien gana, pierde

Pera y manzana

XXXIX Encuentro Nacional de los Amantes del Teatro 2017

Las "Golondrinas" para la virgen

¿Teatro oscuro?

¿Cuál es el precio de tu significado?

Diálogos en soledad

Belleza ¿una categoría?

Se nota...

¿Habrá entendido?

Pas-tel, sor-pre-sa…

Dar testimonio contrarresta la fuerza del poder

Un espacio más

...ni fila había

Perrona, superlativo de sobrenatural

Esto no es Dinamarca

La Alondra

El Diccionario

El más fuerte

Cuántos cuentos cuentas

Traslúcid@

Humboldt o de cuando el espacio define

Una luna para los malnacidos

Instrucciones para jugar de memoria

Contrasujeto

Noche de estreno

Henequén

Handel

El gordito quiere ser cineasta

Los equilibristas

La ilusión

Fractales

Remedios para Leonora

Al mal paso, darle risa 2016

Raptola, Violola y Matola

De los laberintos se sale por arriba

Sr. Perro

La extinción de los dinosaurios

Tócala de nuevo, Cacho

El Príncipe Ynocente

El tablero de las pasiones de juguetes

La ópera de los tres centavos

En la soledad de los muertos

Madero o la invocación de los justos

Bastedad

ContrAcciones

Heimweh Estaciones

Hamlet

El Juez de Tenochtitlán

Antígona

Medea

La flauta mágica según Papageno

Benito antes de Juárez

Siete segundos: In God We Trust

El inspector v.1 Los impecables

La canción más alegre del mundo

Humboldt, México para los mexicanos

El pájaro Dziú

Psique

Melville en Mazatlán

Ricardo III

¿Cerrarán el teatro del Encuentro Nacional de los Amantes del Teatro?

XXVIII Encuentro Nacional de los Amantes del Teatro

Y... ¿dónde está la Virgen?

El pequeño mal

Noches de leyenda

La niña que se volvió titiritera

Un juego escénico que te puede desconcertar si pierdes un momento la atención. La puesta en escena te cuenta tres historias, una dentro de la otra

Romeos

Tío Vania

Todavía tengo mierda en la cabeza

La muertita

Las arañas cumplen años

La escuela de las mujeres

Sentencia, ensayo de un juicio

Retrato de ella dormida

Palabras de amor en alemán

Neva

Tiradero a cielo abierto

PinoXcho

Ricardo III

Taladro

Jacinto y Nicolasa

El Refugio

La obra de Bottom