121714holisticanotaTantra y bienestar físico

Mejora las relaciones de los amantes y evita la monotonía entre la pareja....

Tantra es una tradición hindú milenaria. Busca la sanación integral del ser humano a través de todas sus manifestaciones: física, mental, espiritual y emocional. Una de las vías hacia esta sanación es el sexo y la práctica tántrica lo observa como un camino hacia la transformación.

Mejora las relaciones de los amantes y evita la monotonía entre la pareja. Es decir, el objetivo del tantra no es meramente recreativo sino que busca crear un vínculo profundo entre la pareja a través de una práctica consciente del sexo.

De hecho, el sexo tántrico surgió como revelación a la religión organizada que sostuvo que la sexualidad impedía alcanzar la iluminación. Tantra desafió esas creencias y defendió que el sexo era una puerta más hacia la divinidad.

El orgasmo femenino es un aspecto muy importante de esta filosofía sexual. De hecho, invita a los varones a que retrasen su eyaculación mediante técnicas de respiración, concentración y ejercicios musculares genitales. Estas técnicas ayudarán a prolongar el placer de ambos mediante una relación sexual más tierna, profunda, sensual, íntima y satisfactoria.

El Tantra cree que nuestros cuerpos pueden ser trabajados con vistas a librarse de los desperdicios acumulados, permitiendo su cura así como la reintegración con la energía que nos envuelve. El fundamento del Tantra es la convicción de que esa fuerza energética que nos envuelve es compartida por todos incluso por el universo. Por eso, cualquier represión del flujo de esta energía desequilibra y daña a todo el universo y a nosotros individualmente.

El Tantra rechaza el código represivo y moralizador propuesto por las religiones, donde las necesidades sexuales o sensuales de nuestro cuerpo se resuelven con culpabilidad, represión, negación y castigo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Imprimir