Triple explosión en Tultepec deja olor a azufre y muerte.
 
El gobernador Alfredo del Mazo confirma 12 muertes por explosión.

En el lugar se encuentran cuerpos de seguridad y emergencias, Protección Civil estatal y municipal, Servicio de Urgencias del Estado de México (SUEM), además de dos helicópteros de la Unidad de Rescate Aérea  Relámpagos, quienes trasladaron a lesionados al Hospital Regional de Alta Especialidad de Zumpango.

Redacción VisiónMX

Al tratar de sofocar el fuego y salvar la vida de quienes trabajaban en un polvorín de Tultepec, se registró una nueva explosión que acabpó con la vida del subdirector de Bomberos de Merlchor Ocampo, Mario Lino y siete bomberos más.

A diez días de que se registró una fatal explosión en la zona de producción cohetera de La Saucera, del municipio de Tultepec, Estado de México, una nueva conflagración tuvo lugar por la mañana, dejando un saldo de, al menos, 17 muertos y 31 lesionados, entre los que se contó a ocho trabajadores, un bombero estatal, tres municipales; un policía municipal, otro estatal, sin que hasta el momento se haya determinado el saldo final de la tragedia.

Como si fuera un campo de batalla, escombros regados, vidrios reventados, paredes humeadas y el olor al azufre del infierno, es como quedaron los inmuebles de tres polvorines que fueron alcanzados por el fuego explosivo de las materias primas que se utilizan para diversión de chicos y grandes.

Elementos del Heroico Cuerpo de Bomberos, soldados del Ejército Mexicano, personal de Protección Civil estatal, así como agentes de la Policía Preventiva de la Secretaría de Seguridad Pública, llegaron al lugar de los hechos, pero ya era muy tarde, el poder destructivo de la pólvora había acabado con las vidas de dos trabajadores.

En tanto otros dos, que se encontraban mal heridos, fueron rescatados y trasladados a bordo de dos helicópteros de la Unidad de Rescate Aérea Relámpagos, hasta el Hospital Regional de Alta Especialidad de Zumpango, en donde se les reporta delicados y aún no se sabe si salvarán su vida.

Por otra parte, en el lugar, donde el cielo azul se oscureció por el humo de la explosión, se dijo que había más personas, entre nueve y 11, quienes resultaron con heridas leves y algunas quemaduras, quienes se retiraron del lugar, a fin de ponerse a salvo y buscar atención por su cuenta.

Los artistas del fuego, los constructores de castillos de pólvora, han sufrido numerosas pérdidas de vida en los últimos meses, pues si ben, los accidentes no se han presentado en el famoso Mercado de San Pablito, los polvorines de la Saucera, son los que han estallado en llamas, dejando altas columnas de humo y fuego, visibles a kilómetros de distancia.

A varias cuadras a la redonda se estremecieron las viviendas en el momento de la explosión, en tanto que automovilistas y testigos presencial a distancia lograron captar en vídeo y fotografías los momentos precisos de la conflagración.

No fue necesario llamar a los servicios de emergencia, pues en las cercanías de la Saucera, se encuentra una estación de bomberos y muy cercana al lugar el puesto de atención del Servicio de Urgencias del Estado de México.

Minutos después, familiares de los trabajadores de la pólvora llegaron hasta el lugar, en donde preguntaban por ellos, en tanto, que la autoridad ministerial y la Policía de Investigación realizaba, en coordinación con el Ejército Mexicano las diligencia para levantar las evidencias correspondientes y así determinar las causas y la gravedad de los daños.

Las autoridades dieron a conocer que durante los primeros trabajos de rescate y sofocación del fuego, se presentó una explosión más, en la que falleció el subdirector de Bomberos del municipio de Melchor Ocampo, Mario Lino, además de otros siete de sus compañeros que le apoyaban en las labores de salvamento

Es necesario recordar que este tipo de establecimientos que manejan explosivos y pólvora, son regulados por el fuero federal y en su custodia y vigilancia de seguridad intervienen especialistas en explosivos de la Secretaría de la Defensa Nacional, quien se encarga de expedir las licencias de funcionamiento, una vez que se cumple con los requisitos de ley para la seguridad en el manejo de los explosivos.

Hasta ahora no se ha informado si los polvorines de la muerte contaban con las licencias de funcionamiento y tampoco se ha dado a conocer la causa del mortal accidente.

 

*****

 

 

5 de julio 2018

 
 
Imprimir