ECONOMIAS

No al fracking y más producción

 

El USMCA o como se vaya a denominar aquí resulta ser un mal necesario, sus condiciones no son las mejores pero se lograron rescatar reglas mínimas  para el comercia trilateral, especialmente con Estados Unidos, nuestro principal socio comercial.

Elemento sustancial en el nuevo Tratado es la salvaguarda a la soberanía nacional sobre los recursos naturales, lo que permitió al Presidente electo anunciar que en México no se permitirá la extracción de hidrocarburos bajo el método de fracking.

Este sistema de fractura hidráulica es altamente dañino para el ecosistema, despoja de sus tierras a los propietarios (ejidatarios, comuneros o pequeños propietarios), emplea gran cantidad de agua y deja por décadas suelos estériles.

Los impulsores del fracking, como el ex presidente Vicente Fox, por tener intereses económicos en este tipo de extracción,  sostienen que es la única forma de aumentar la producción de aceite en el país y ponen el ejemplo de Texas,  reconvertido en tercer productor en el mundo con este método.

Para fortuna de AMLO, Pemex descubrió nuevos yacimientos en el Golfo de México que permitirán aumentar la producción de crudo en por lo menos 10 por ciento a partir de dos años, con aceite ligero que podría alimentar las refinerías actuales y las nuevas anunciadas.

En materia petrolera, las cosas parecen favorecer al nuevo régimen que podrá así, dar marcha atrás a la reforma energética, sin necesidad de hacer cambios legales, solo con el impulso de PEMEX con capitales propios.

De cualquier forma habrá que esperar la reacción de las empresas que ya se frotaban las manos con  la extracción vía fracking. Veremos.

AHORROS

En reportaje publicado por Xochitl López en el portal Visionmx.com, se cita un estudio sobre los resultados del TLCAN del Instituto para el Desarrollo Industrial y Crecimiento Económico (IDIC), que dirige José Luis de la Cruz, en el que se asienta:

“El aumento del producto interno bruto (PIB) no superó el 2.5% anual, en donde el 23% del total es generado por la economía informal. Lo último se encuentra vinculado con un mercado laboral predominantemente informal, 57% de la población ocupada se encuentra en dicha situación.

“El ofrecimiento político macroeconómico fue muy pretencioso, pero la realidad terminó por imponerse al mostrar los límites del modelo de apertura económica supeditada al TLCAN”.

Así las cosas.

Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. Twitter: @salvador_mtz

-0-

 

 

 

11 de octubre de 2018

Imprimir