La Tlalpeña, un orgasmo al paladar

La pasada noche del 26 de noviembre se presentó inigualable cena maridaje en compañía del suculento e innovador mezcal “ La última y nos vamos”. Se degustó espléndida cena, manjar para nuestro paladar, con un sabor que nace de tierras oaxaqueñas, con escamoles, gusanos de maguey y mezcal…..

Por: Ana Paula Siller

 

El Centro de Tlalpan, es siempre acogedor, sus edificios coloniales, la parroquia de San Agustín de las Cuevas y su plaza central, invitan a caminar bajo el bello escenario. Justo a un costado bajo los arcos, se encuentra el restaurante cantina denominado “La Tlalpeña”, cuyas clásicas pero modernizadas puertas abatibles, invitan a entrar.

El lugar evoca sin equívoco a las clásicas cantinas de antaño pero el toque distintivo lo hace familiar y acogedor. Diligente personal consienten a todo comensal con un excelente servicio, ambiente y deliciosas opciones gourmet de la gastronomía mexicana auténtica y sofisticada, en su menú a la carta y degustación.

La pasada noche del 26 de noviembre se presentó inigualable cena maridaje en compañía del suculento e innovador mezcal “ La última y nos vamos”. Se degustó espléndida cena, manjar para nuestro paladar, con un sabor que nace de tierras oaxaqueñas, con escamoles, gusanos de maguey y mezcal.

Desde el punto de la gastronomía nos complacieron con un sazonado y exquisito menú de cuatro tiempos que nos invita a explorar los sentidos y descubrir nuevos sabores y aromas, mientras se degusta de deliciosos platillos que pudimos disfrutar. En el primer tiempo tuétano asado tapizado con escamoles a la mantequilla con epazote, todo flameado con mezcal “Coyote”, sobre plancha de piedra volcánica acompañado de un vaso del mezcal “La última y nos vamos”. Todo hace un orgasmo a nuestro paladar.

En el segundo tiempo nos sorprendió con un tiradito de atún marinado en salsa yusu, base de cítricos, soya, aceite de oliva, ajonjolí negro, cama de pepino, láminas de aguacate y chile serrano, acompañado con el gran ya mencionado mencionado mezcal “La última y nos vamos”. Ahora tipo espadín, especio del agave del que se extrae..

Y para el tercer tiempo y,a título personal podría decir que es el mejor platillo de la lista, se presenta un filete de res marinado con polvo de ajo, cebolla, pimienta negra y espárragos a la mantequilla y gusanos de maguey al ajillo con una guarnición de puré de papa, al igual del ya mencionado mezcal “ La última y nos vamos”,  ahora tipo arroqueño.  “¡Ah… que delicia! “.

Y para terminar este viaje de sabores nuestro excelente chef Rolando Reyes nos deleitó con una cápsula de masa de asientos de chocolate en hoja de plátano acompañado con frutos de l estación con nuestro ya mencionado mezcal mexicano “ la última y nos vamos”, tipo espadín.

Toda esta excelente velada estuvo en manos de diversos maestros como el jefe de barra, Leonardo Sanchez, y la maestra mezcalera Carlota Montoya, misma que nos brindó una explicación emotiva de cómo se cultiva nuestro mezcal en Oaxaca.

Por lo qué en todo momento les recomiendo ampliamente que visiten este magnífico lugar, La Tlalpeña, que aparte de ofrecer un deleite de sabores gastronómicos está en una zona emblemática al sur de la ciudad.

Please follow and like us:

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*